El encuentro de la industria futbolística ‘World Football Summit’ (WFS) se celebró en Madrid durante los días 16 y 17 de octubre pasados. Era su segunda edición, después de aquella primera de 2016, que resultó tan exitosa. Este año el evento ha dado un salto, tanto en cantidad como en calidad, pues ha congregado a unos 2.000 profesionales de más de cincuenta países (en la primera se inscribieron cerca de 1.300). Quizá por eso, ahora el evento ha decidido afrontar un proceso de internacionalización que contempla organizar foros similares en países de otros continentes, como China, India, México o Nigeria.

Los organizadores del WFS habían anunciado que el objetivo de esta segunda edición era asegurar la asistencia de 250 clubes de fútbol, incluidos todos los de LaLiga. La patronal de la competición española ha sido este año socio global del congreso, junto a la firma Senn Ferrero y Asociados, la tecnológica Aruba, el Cruyff Institute, la empresa de comunicación y marketing WWP y la compañía de asesoría Zertior Sports & Entertainment; además, el WFS ha recibido el apoyo de Marca España y de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). No está nada mal.

Su afán era “atraer a todos los profesionales, tanto de clubes como de empresas, que ligan su imagen a este deporte”, decía la organización; un objetivo ambicioso y tengo para mí que, aunque no lo hayan logrado del todo, el salto cualitativo ha sido grande, porque el WFS ha sido escenario de más de 50 ponencias, que han tratado sobre lo divino y lo humano que atañe hoy al mundo de la industria futbolística. Por eso, en este post voy a tratar de resumir, a grandes pinceladas, las tres o cuatro de las ideas que han circulado por su escenario y que más me han llamado la atención:

Una ‘avalancha’ de inversión llega al fútbol europeo
El último mercado de fichajes en el fútbol europeo ha demostrado, por si había duda, que el sector vive su momento de mayor gloria a nivel económico. Así lo explica Javier García Ropero en el diario Cinco Días. Un verano saldado con el mayor fichaje de toda la historia, los 222 millones de euros que el PSG pagó por Neymar, o el récord de operaciones en la Premier League, con un gasto de cerca de 1.600 millones de euros, un 23% más que en la ventana estival del año anterior.

Todo ello, fruto de crecientes ingresos: Deloitte calcula que esta temporada las cinco grandes ligas superarán los 15.000 millones de euros de facturación, un 32% más que hace apenas cuatro temporadas. En Inglaterra, 14 de los 20 clubes de la Premier tienen en su capital inversores extranjeros. En España ya son 11 entre primera y segunda. En Italia, Milan e Inter son propiedades de empresas chinas. Una tendencia que proseguirá, y no solo en inversores directos, sino también en vías de financiación. “Europa, y sus grandes ligas, son ahora mismo lugares de grandes oportunidades para la inversión”, explica a este periódico Greg Carey, director general del área deportiva de Goldman Sachs, después de participar en el WFS.

LaLiga, consolida su saneamiento
Javier Gómez, director general de LaLiga, constató que el saneamiento de los equipos de primera ya es un hecho y que pronto lo será en los clubes de segunda. Por eso los clubes españoles resultan atractivos para el inversor foráneo. “Tenemos una avalancha de demanda de potenciales compradores, y hemos tenido que crear estructuras para filtrarla”, dijo Gómez.

La última operación en cerrarse en España fue la compra del Girona por parte del City Football Group, el holding dueño del Manchester City inglés y de otros cuatro clubes repartidos por Australia, EE UU, Japón y Uruguay; un holding que, a su vez, está controlado por capital árabe y chino. Su director de desarrollo de operaciones, Don Dransfield, aseguraba: “Invertimos en ligas que fomenten una gestión profesional, con una buena regulación”. En su opinión, “El fútbol es hoy una emocionante oportunidad de inversión”.

Inseguridad jurídica y fiscal
Sin embargo, expertos en fiscalidad en el fútbol como el socio director de la firma Senn Ferrero y Asociados, Julio Senn, y el socio del despacho de abogados Baker & McKenzie, Luis Briones, han reclamado que se produzcan cambios en la regulación española que ofrezcan “certeza” y “seguridad jurídica” para los jugadores y los clubes.

En una ponencia sobre las diferencias entre la fiscalidad aplicada al fútbol en el Reino Unido y España, Briones ha asegurado que en los últimos diez años se ha producido “una escalada de litigiosidad” en España a nivel administrativo y penal entre la Agencia Tributaria española y los jugadores y clubes.

“Tenemos problemas de seguridad jurídica porque la normativa es defectuosa, no existe desarrollo reglamentario, no llegamos a acuerdos como ocurre en Inglaterra entre las autoridades y los jugadores del sector. Y la administración está haciendo una interpretación muy agresiva, muy recaudadora y desgraciadamente retroactiva. Son normas reinterpretadas con una interpretación distinta a lo anterior”, aseguró el socio de Baker & McKenzie.

¿Éxodo a la Premier?
Por su parte, Julio Senn, director de la firma Senn Ferrero y Asociados, alertó de que estos problemas pueden provocar que España deje de ser un país atractivo para los jugadores de alto nivel: “La liga inglesa compra talento al fútbol español y su seguridad jurídica va a ayudar a que sea una liga que atraiga más a los futbolistas. Hay más seguridad jurídica, más transparencia y menos obcecación de llevar temas por delito fiscal que no lo son en otros estados”, advirtió Senn.

El reto de convertir a los aficionados en clientes
Y una última idea que me parece interesante la planteó la empresa Paranoid Fan, que se ofrece como intermediario entre los estadios y aficionados para mejorar su experiencia como clientes por medio de mapas dinámicos.

Según Paranoid Fan, los clubes de fútbol cuentan con una ingente cantidad de aficionados, pero la gran mayoría de ellos nunca llegan a convertirse en clientes. Monetizar el sentimiento hacia el equipo es uno de los desafíos del fútbol actual. Además de las vías tradicionales de ingresos, el futuro pasa porque los estadios sean puntos de encuentro durante toda la semana, que interactúen con el aficionado de forma personalizada.

“Somos una aplicación de navegación social para eventos en vivo. Mostramos a los aficionados la ubicación exacta de puntos de interés: venta de entradas, estacionamiento, puntos oficiales, aseos, bebida y gracias a nuestras cámaras ofrecemos imágenes en tiempo real de las filas de espera para que elijan la mejor opción», explicó Kim Martínez, directora de desarrollo de negocio de la firma. La firma instala cámaras propias para que los fans cuenten con imágenes en vivo de los puntos de interés. Y a las empresas les ofrece información detallada sobre los aficionados: por qué área prefieren acceder, qué visitan más, qué consumen… Es solo una parte pequeña de lo que nos espera.

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone