Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

¿Tiene el videoarbitraje alguna posibilidad?

El árbitro, ese señor que siempre tiene la culpa de todo. Desde que el deporte existe y necesita de una persona que administre las normas y reglas, las polémicas en torno a esta figura de autoridad han sido una constante. Que si fue penalti, que si el balón no entró, que si menuda galleta le ha metido ese jugador al otro, cuando creía que no le veía nadie… Las jugadas dudosas y las decisiones erróneas han marcado muchas conversaciones de bar y tertulias de amigos. ¿Puede el videoarbitraje acabar con todo ello?

¿EL FIN DE LAS POLÉMICAS ARBITRALES?

Los nuevos tiempos tecnológicos proponen diferentes soluciones para que la decisión de un árbitro nunca más genere controversia. Ante la duda, se echaría mano del vídeo, de una repetición de la jugada que (supuestamente) serviría para ver claro todo lo que ha pasado y ayudaría al árbitro a decidir cómo tiene que pitar sobre lo sucedido.

El debate sobre la conveniencia o no de usar el videoarbitraje es una constante que vuelve cada cierto tiempo, cuando hay una jugada polémica en la que el árbitro se “equivocó” y que fue decisiva para el resultado final del partido. Sobre todo, si hablamos del mundo del fútbol, el deporte rey por la cantidad de seguidores que mueve. Millones y más millones a cuenta de ingresos en publicidad, por televisión, por empresas patrocinadoras, para los clubs, pero también para los torneos. Un penalti mal pitado puede condicionar un partido, una clasificación e incluso un campeonato.

(…)

CÓMO FUNCIONA EL VIDEOARBITRAJE

El videoarbitraje (VAR) que, como decimos, se usó por primera vez, de forma oficial por la FIFA, en el pasado Mundial de Clubes, funciona de la siguiente manera: ante una jugada dudosa, el árbitro pide ayuda a los asistentes de vídeo. Se trata de otros árbitros que permanecen en la sala de vídeos viendo el partido. La decisión de echar mano del VAR también puede venir desde los asistentes, si consideran que una jugada no ha sido bien pitada por el árbitro principal y le recomiendan que vuelva a verla para poder decidir. Se para el partido y los asistentes de vídeo reproducen la escena. A través de unos auriculares, informan al árbitro de lo que están viendo en las imágenes.

Entonces, el árbitro puede decidir ver la jugada por él mismo, a través de un dispositivo (suele ser una tablet). O puede hacer caso de la decisión de los asistentes y pitar según lo que ellos han decidido. La FIFA establece cuatro situaciones en las que el videoarbitraje puede ser empleado: Los goles, penaltis, tarjetas rojas, confusión de identidad.

¿QUÉ PASA EN OTROS DEPORTES?

Nos hemos centrado en el mundo del fútbol porque, por su popularidad mundial y social, su posible uso siempre genera mucho debate. Pero, de hecho, hay muchos deportes que ya están utilizando la tecnología del videoarbitraje para las decisiones que no están claras.

  • Tenis. Los jueces de esta disciplina hace mucho tiempo que se sirven de la tecnología del Ojo de Halcón para determinar si una bola ha salido fuera o no de la pista. Un jugador puede pedir su uso.
  • Baloncesto. Euroliga y NBA permiten usar el VAR. En el caso de la ACB de nuestro país, su empleo se limita a los dos últimos minutos de cada cuarto.
  • Fútbol americano. Los touchdowns y la pérdidas y recuperaciones son revisadas por los árbitros mediante videoarbitraje. Cada equipo tiene, además, la oportunidad de revisar una jugada. Si se establece que tenían razón, se conserva la opción de usarlo de nuevo.

 

De la noticia publicada en Nobot (14.03.17), firmada por Noelia Martínez.

Se puede leer completa en:
http://www.nobbot.com/pantallas/videoarbitraje-futbol/

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *