Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

Xabi Alonso

20 de junio de 2014

La Roja llora, como Boabdil

La historia ha querido que el Rey Juan Carlos I y la Selección Española de Fútbol hayan quedado indisolublemente ligados por una fecha: la del 18 de junio de 2014, porque fue el día en el que abdicaron de sus respectivas coronas. Ambas abdicaciones guardan algunas otras coincidencias, como por ejemplo un mal estado físico de los protagonistas o  la necesidad de ir dando paso a las nuevas generaciones.

Sin embargo, ambos hechos se diferencian en aspectos esenciales. La abdicación del Rey Juan Carlos I en su hijo Felipe VI respondía a una estrategia bien diseñada y muy oportunamente aplicada; mientras, la de Maracaná se produjo en clave de ‘tragedia griega’, tras la cual sus protagonistas –lo mismo que Boabdil cuando entregó Granada a los Reyes Católicos- lloraron como principiantes lo que no supieron defender como campeones.

– Leer más –

9 de mayo de 2014

Falta de ética, ninguna estética y grandes despropósitos

Asisto anonadado a este final de la liga de fútbol, por múltiples situaciones. Algunas ponen de manifiesto una falta de ética en los comportamientos; otras han sucedido, simplemente, de manera bochornosa y otras más constituyen grandes despropósitos, que prometen emponzoñar aún más la fea situación en la que vive el fútbol, completamente de espaldas a una correcta gestión de sus intangibles. Tan anonadado estoy que -debo reconocerlo- no comprendo casi nada.

Veamos. Hace menos de dos semanas, la cabeza de la tabla estaba muy apretada, con el Atlético de Madrid en lo más alto y el Real Madrid y el Barça pisándole los talones. El Madrid venía de propinar en Múnich una severa derrota al Bayern en Champions (0-4, una gesta nunca vista) y prometía dar guerra hasta el final. Hasta ahí, todo perfecto, precioso incluso. Por primera vez en años, había en discordia un tercer equipo con opciones serias de ganar. Puro deporte. Pero después empezaron a suceder cosas difíciles de entender.

– Leer más –