Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

Brasil 2014

20 de junio de 2014

La Roja llora, como Boabdil

La historia ha querido que el Rey Juan Carlos I y la Selección Española de Fútbol hayan quedado indisolublemente ligados por una fecha: la del 18 de junio de 2014, porque fue el día en el que abdicaron de sus respectivas coronas. Ambas abdicaciones guardan algunas otras coincidencias, como por ejemplo un mal estado físico de los protagonistas o  la necesidad de ir dando paso a las nuevas generaciones.

Sin embargo, ambos hechos se diferencian en aspectos esenciales. La abdicación del Rey Juan Carlos I en su hijo Felipe VI respondía a una estrategia bien diseñada y muy oportunamente aplicada; mientras, la de Maracaná se produjo en clave de ‘tragedia griega’, tras la cual sus protagonistas –lo mismo que Boabdil cuando entregó Granada a los Reyes Católicos- lloraron como principiantes lo que no supieron defender como campeones.

– Leer más –

12 de junio de 2014

Brasil se quema en la hoguera de sus vanidades

No es casualidad que este post se publique unas pocas horas antes del pitido inaugural del Mundial de Fútbol de Brasil. Llevo unos días leyendo todo lo que cae en mis manos sobre el evento planetario que hoy se retransmite a casi todos los países del mundo y me asaltan muchas más dudas de lo razonable.

Porque estamos asistiendo estos días a una escalada de hechos, acciones y declaraciones que van mucho más allá del simple juego (el fútbol es eso: un juego), del éxito o fracaso de una organización (en este caso, no está nada claro) y de los muchos intereses, tangibles o intangibles, que juegan un papel protagonista en este escenario del Mundial. Percibo que Brasil, el país del fútbol por excelencia, se ha metido demasiada presión a sí mismo y que sólo contempla una victoria. La derrota, y más si esta fuera prematura o especialmente dolorosa, podría conllevar para ellos muy nefastas consecuencias sociales. Brasil ignora ese proverbio que dice: “Ganar por necesidad es perder por obligación”. Y por eso, me gustaría hoy escribir este post desde la perspectiva del anfitrión…

– Leer más –

4 de junio de 2014

FIFA: “Donde dije Qatar digo…”

La FIFA debe pensar que la ha mirado un tuerto y que nada le sale estos días según sus planes y previsiones. Estamos a menos de 15 días para el inicio del campeonato del mundo de Brasil y las noticias que nos llegan desde allí siguen sin ser tranquilizadoras: algunas instalaciones aún sin terminar, otras recién terminadas (pero sin probar ni contrastar), previsiones de visitantes que dejan mucho que desear y movimientos sociales que amenazan con un boicoteo del evento a gran escala. O sea, demasiada zozobra sobre el futuro de la competición futbolística más importante del planeta.

Y, por si esto fuera poco, el pasado fin de semana a la FIFA le crecieron los enanos. El ‘circo’ de la dirigencia futbolística mundial se enfrenta también, desde hace días, a un escándalo mayúsculo relacionado con el campeonato de 2022, concedido a Qatar tras un largo historial de corrupción, compraventa de ‘almas’ y tráfico de voluntades que acaba de destapar el diario británico The Sunday Times. Está en jaque la reputación de la FIFA, que debe actuar con diligencia pero con firmeza, para evitar que se convierta en ‘jaque mate’.

– Leer más –