Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

Atlético de Madrid

30 de mayo de 2014

¿‘Desbandada’ del orgullo de pertenencia?

Los medios de comunicación nos presentan estos días, a menudo de forma especulativa y poco objetiva, informaciones referidas a una desbandada general de los jugadores del Atlético de Madrid que tan impresionante campaña han realizado a las órdenes de su entrenador, Diego Pablo (el Cholo) Simeone.

Ante tantas noticias de ese tenor, previsiblemente alentadas por los propios jugadores como por sus representantes, el Atlético teme que los grandes clubes europeos hayan puesto el ojo sobre sus jugadores, revalorizados de forma extraordinaria. Y éstos aprovechan la corriente a favor, para sacar lo máximo posible. Todo parece que transcurre dentro de la lógica del negocio, pues es lo que sucede asiduamente en los equipos grandes; sin embargo, en el terreno de las emociones todo resulta bien distinto, porque –de nuevo- se deja al margen a quien paga la fiesta: el aficionado.

– Leer más –

27 de mayo de 2014

La Décima ya tiene quien la cante

Quienes acuden al estadio Santiago Bernabéu a presenciar los partidos del Real Madrid, saben bien que la grada madridista es, de natural, bastante fría; que los aficionados, si su equipo no gana, o no se esfuerza, se muestran críticos y no animan apenas a los jugadores. Es una afición mal acostumbrada a ganar, que no admite de buen grado la superioridad de los contrarios, ni las actitudes personales timoratas, ni la inhibición colectiva de sus jugadores.

– Leer más –

19 de mayo de 2014

¡Qué manera de gozar…!

De todos es bien conocida la gesta del Atlético de Madrid, que el pasado sábado conquistó la Liga en el Camp Nou, tras empatar (1-1) con el Barcelona, que también tenía el campeonato en su punto de mira. El partido no se le pudo poner peor a los rojiblancos, pues no habían transcurrido veinte minutos y ya habían perdido por lesiones a dos de sus mejores jugadores: Diego Costa y Arda Turam. A pesar de tan serio contratiempo, el equipo rojiblanco no le perdió la cara al partido, ni su fe, y fue capaz de dominar el juego.

Por supuesto, el hecho de que el Atleti no contara a principios de temporada como candidato a este título, no me pasa inadvertido. No voy a hacer aquí una crítica futbolística de la ‘final’ (que era un partido de liga), ni un análisis del juego (se encargan otros)… Simplemente, quiero reflexionar por qué se ha podido producir esa gesta, a la luz de ciertos valores intangibles que ahora definen con más nitidez –o eso creo– el momento del Atleti.

– Leer más –

12 de mayo de 2014

A vueltas con las dichosas entradas

Estamos asistiendo estos días a un fenómeno social vinculado al deporte, ya bastante antiguo, que es el de la reventa. Pero creo que nunca antes se había producido con tanta ‘virulencia’ (dicho en el sentido más técnico de esta palabra), razón por la cual se está convirtiendo en un bochornoso espectáculo de picaresca en el que el consumidor final (o sea, el aficionado) es víctima y verdugo a la vez. Un actor principal, en todo caso.

Me da la impresión de que todo esto de la especulación sobre los bienes escasos sucede desde que el mundo es mundo y ya existen algunas crónicas que nos hablan de prebendas para entrar al circo romano, cuando en él actuaban los mejores gladiadores. Y tengo clara otra idea: por mucho que se pretenda controlar –y no digo ya erradicar– estas prácticas, el esfuerzo será baldío. El ‘enemigo’ está dentro. Es como poner puertas al campo o querer controlar a la madre naturaleza.

– Leer más –

9 de mayo de 2014

Falta de ética, ninguna estética y grandes despropósitos

Asisto anonadado a este final de la liga de fútbol, por múltiples situaciones. Algunas ponen de manifiesto una falta de ética en los comportamientos; otras han sucedido, simplemente, de manera bochornosa y otras más constituyen grandes despropósitos, que prometen emponzoñar aún más la fea situación en la que vive el fútbol, completamente de espaldas a una correcta gestión de sus intangibles. Tan anonadado estoy que -debo reconocerlo- no comprendo casi nada.

Veamos. Hace menos de dos semanas, la cabeza de la tabla estaba muy apretada, con el Atlético de Madrid en lo más alto y el Real Madrid y el Barça pisándole los talones. El Madrid venía de propinar en Múnich una severa derrota al Bayern en Champions (0-4, una gesta nunca vista) y prometía dar guerra hasta el final. Hasta ahí, todo perfecto, precioso incluso. Por primera vez en años, había en discordia un tercer equipo con opciones serias de ganar. Puro deporte. Pero después empezaron a suceder cosas difíciles de entender.

– Leer más –

11 de abril de 2014

Papá, ¿por qué juega tan bien el Atleti?

Después del recital dado el miércoles pasado en el estadio Vicente Calderón, que supuso su clasificación para las semifinales de la Champions (derrotó al Barcelona por 1-0 pero demostró mucha mayor superioridad en el juego que la del resultado final), el Atlético de Madrid parece estar encontrando -por fin- respuestas para las preguntas que viene haciéndose desde hace ya doce años, fielmente reflejadas en el ‘psicoanálisis publicitario’ que ideó la agencia Sra. Rushmore y que ha dado la vuelta al mundo como ejemplo paradigmático de ‘campaña emocional’.

Seguramente todos habremos visto alguno de esos inolvidables spots, que brevemente voy a recordar. La primera campaña se inició en la temporada 2001-02. El Club buscaba socios y abonados, ni más ni menos. Hasta aquí, todo normal. Pero lo hizo mediante el diálogo puro entre un niño pequeño y su padre, a quien preguntaba cándidamente:  “Papá, ¿por qué somos del Atleti?”. Y el padre responde con un prolongado silencio, porque ese sentimiento “no es fácil de explicar. Pero es algo muy, muy grande”.

– Leer más –

31 de marzo de 2014

‘Tutoría’ de resiliencia

Llevo tiempo pensando en que me gustaría reflexionar un día sobre la resiliencia, que nos ofrece con frecuencia una generosa y extraordinaria relación con la actividad deportiva y competitiva. Muchos expertos consideran que la resiliencia es una nueva forma de entender la vida. Yo no me atrevo a tanto, pero me parece que esa capacidad está omnipresente en el deporte y que muchos técnicos y expertos la consideran por ello como uno de sus principales valores. Y he decidido dedicarle hoy este post porque la actualidad nos trae una disculpa informativa preciosa a la que un poco más adelante me referiré.

Para quienes no estén familiarizados con el término ‘resiliencia’, ofrezco la definición de la Real Academia de la Lengua cuando incorporó (en 2010) este término a su diccionario: “Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas”. Hay una connotación que, sin embargo, se considera inherente a esa definición: la facultad de salir fortalecido tras un proceso traumático. Es decir, que para ser una persona resiliente, no solo hay que superar la adversidad, sino que sería condición sine qua non, aprender del trauma vivido  y conseguir que lo aprendido ayude a seguir creciendo.

– Leer más –