Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

¿Por qué el deporte es la mejor escuela de vida para los niños?

El deporte, entiéndase como cualquier tipo de actividad física, no es sólo un asunto de tener un buen estado físico o llevar una vida saludable. Y mucho menos lo es para los niños. Va más allá.

El gran atractivo e inmenso poder de convocatoria que el deporte tiene entre las personas hace que se convierta en una herramienta muy efectiva para el desarrollo de una sociedad. Tanto profesores como entrenadores pueden fomentar diferentes valores y habilidades en sus alumnos, y así contribuir a su educación de una manera sana y divertida. Por lo que es vital que todas las escuelas incorporen en su currículum la educación física y, además, ofrezcan oportunidades de recreación deportiva para sus alumnos.

Según Ricardo Sánchez, coordinador de deportes de la institución educativa Asunción Cuestablanca, con las actividades como el fútbol, el baloncesto y el voleibol que se imparten en la escuela, “nuestra intención es que estas sean una progresión de la educación que se imparte en la institución desde el inicio”. No obstante, los resultados no son automáticos y dependen del compromiso que se tenga con los niños.

Durante las prácticas deportivas, los profesores deben ser conscientes de que tienen la posibilidad de enseñarle a sus alumnos valores y virtudes básicas tales como: cooperación, respeto por los demás y las normas, justicia, lealtad, superación, convivencia, compañerismo, disciplina, responsabilidad y tolerancia. Asimismo, Sánchez agrega que los niños “pueden aprender sobre el cuidado del prójimo y el significado del esfuerzo, la lucha y la entrega”. Algo que les puede ayudar a hacer frente a la competencia, y no sólo a cómo saber perder sino también a cómo ganar.

Además de estos valores y virtudes, el deporte da la posibilidad de aprender y poner en práctica diferentes tipos de habilidades como el trabajo en equipo, la cooperación, la resolución de problemas y el fortalecimiento de la confianza. Muy útiles a lo largo de la vida y que, de acuerdo con el documento redactado por la UNICEF, Deporte para el Desarrollo y La Paz, son consideradas como resultados necesarios de un sistema de educación moderno, “porque ayudan a empoderar a los individuos y aumentar su bienestar psicológico”. Claves para generar líderes y, si se quiere, grandes deportistas en un futuro.

Practicar un deporte o una actividad física en las escuelas, no solo permitirá que los niños se ocupen de su mente y su espíritu. Esto también les brindará la oportunidad de ser más conscientes sobre sus cuerpos y el de los demás. Algo básico para mantenerse saludable y alejarse de los vicios que aquejan a esta sociedad (cigarrillos, drogas, alcohol y ahora la tecnología). Factores que, si no se tratan durante la niñez de una forma adecuada, y en el que la educación física juega un papel importante, seguirán decreciendo los índices de actividad física en los jóvenes.

 

De la noticia publicada en Marca. (12.12.17), firmada porSantiago Revelo Rojas.

Se puede leer completa en: http://www.marca.com/blogs/desde-el-aula/2017/12/12/el-deporte-una-escuela-para-la-vida.html

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *