Hará unos ocho años, en plena crisis económica internacional –que en España se vio acrecentada por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria– el insigne jurista Antonio Garrigues, a quien tengo como una de las mentes más preclaras de nuestro país, dijo durante un acto público que “la próxima burbuja que va a estallar es la del fútbol”. Viniendo de Antonio, con cuya amistad me honro, nunca olvidaré su frase… y durante todo este tiempo me he convertido en un observador obsesivo de los mercados de fichajes, pensando que quizá Antonio tenía mucha razón…

Y lo creo especialmente después de asistir –como hemos hecho todos- al espectáculo de la ventana de fichajes de este verano, recién cerrada. ¡Un espectáculo delirante! Porque con los multimillonarios fichajes de Neymar y Mbappé (por el PSG francés) y el de Dembelé (Barcelona) –los tres más caros de la historia- se han pulverizado todos los registros anteriores. Entre las mayores ligas europeas se han gastado más que nunca en fichajes, la mayoría de ellos totalmente hinchados en el precio. Muchas preguntas han surgido ante esta realidad, y vamos a tratar de analizarlas, pero la primera de ellas demuestra temor: ¿Hasta dónde se podrá llegar antes de que este sector salte por los aires?

– Leer más –