Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

Nace el ciclismo de datos, la novedosa manera de correr y de verlo por televisión

Velon, una asociación de equipos ciclistas profesionales que agrupa a diez escuadras del World Tour y RCS Sport, la organizadora del Giro de Italia, han estrenado en la Tirreno-Adriático un revolucionario sistema de seguimiento de las carreras en directo mediante su web y una app en la que publican todos los datos de los ciclistas en competición.

El desarrollo de gagdets para el ciclismo ha evolucionado en sintonía con el de otros aspectos de la vida. Del pulsómetro y cuentakilómetros de principio de los noventa al potenciómetro de hoy. Del contador de pedaladas, al seguimiento por GPS y todo eso, disponible en el ordenador de a bordo que los ciclistas llevan acoplado al manillar. Desde hace años en el ciclismo profesional -y amateur- los datos importan. Y mucho. Las pájaras en las etapas alpinas del Tour se cuentan con los dedos de una mano porque todo está medido al detalle. Chris Froome ha llevado al paroxismo eso de atacar mirando sus vatios y era cuestión de tiempo que esa información estuviera disponible para el público.

Así, con esta iniciativa, mediante la web de Velon o la app, los espectadores podrán conocer la posición, el ratio de pulsaciones por minuto, potencia desarrollada y las pedaladas de los corredores que lleven el sistema en cada prueba. Para los profesionales de la información, también promete ser una herramienta en la que apoyarse en las retransmisiones. Saber a cuánta velocidad real camina la escapada o cuánto pierde un rezagado puede hacer las etapas más legibles para los narradores que rellenan horas de TV con concursos, tuits y chistes que nunca han aportado nada al deporte.

Transparencia y datos contra la lacra del dopaje

Para implementar esta tecnología sólo hacía falta que los directores y ciclistas, siempre recelosos con la información relativa a los datos fisiológicos, dieran luz verde a la iniciativa de Velon y la organizadora del Giro, Tirreno-Adriático y Giro de Lombardía. Este grado de transparencia, si es de verdad, será positivo para un deporte que necesita recuperar la credibilidad perdida en los años de la EPO y las transfusiones. Armstrong también publicó sus datos fisiológicos en el ocaso de su carrera y luego se demostró que pertenecía a la organización de dopaje más sofisticada desde la que pergeñó la extinta RDA. Aquello era mentira.

(…)

No sólo el ciclismo de datos es cosa de profesionales. Para el uso cicloturista, los gadets llevan inundando el mercado y abaratándose según pasan los años. Pero faltaba una barrera por romper. La del potenciómetro, una herramienta que permite un entrenamiento por zonas de potencia según peso y consumo de oxígeno mucho más preciso que el tradicional con pulsómetro.

El problema para entrenar como los profesionales radicaba hasta hace poco en el alto precio de estos aparatos que se colocan bien en los platos, en las bielas o pedales. Algunos, además exigen adquirir su propio ciclocomputador o sus propios pedales o bielas lo que elevaba, todavía más el precio. De los 1.000 euros de las marcas más baratas a los 7.000 u 8.000 de los modelos más complejos.

 

De la noticia publicada en El Confidencial (14.03.17), firmada por Juan Carlos Abad.

Se puede leer completa en:
http://www.elconfidencial.com/deportes/ciclismo/2017-03-14/potenciometro-cicloturistas-tirreno-adriatico_1347691/

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *