Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

Mireia Belmonte: “Me gustaría retirarme con todo lo que se puede conseguir en la natación“

Mireia Belmonte exhibe su cara más ambiciosa. La nadadora, oro en Río en los 200 metros mariposa, sigue apuntando alto en los Mundiales. Su gran meta es clasificarse para la final de las seis pruebas en las que participa: 400, 800 y 1.500 libre, 200 mariposa y 200 y 400 estilos. Después, si lo consigue, peleará por el triunfo. “No es fácil, aunque nunca te puedes acomodar con lo que tienes, siempre debes aspirar a más”, explica en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat, donde afina su preparación antes de viajar a Budapest.

Está centrada en el presente, sin perder de vista un futuro que, por sus éxitos, se augura prometedor. Belmonte ya ha hecho historia en el deporte español y ahora quiere pasar a la historia de la natación mundial. Sabe que cada entrenamiento y cada prueba es un paso más para lograrlo. “Para acabar de completar mi palmarés, me gustaría retirarme con todo lo que se pueda conseguir en la natación”, sostiene. Ya ha cumplido su sueño, el oro olímpico, aunque su hambre está intacta. Es la gran baza del equipo nacional para estos Mundiales.

En Hungría, la estrategia de Belmonte es conocida. Pese a no competir en aguas abiertas, la medallista apuesta, de nuevo, por llenar su agenda con un gran número de pruebas. “Son muchas y cuesta recuperarse, pero son muchos años haciendo esto y ya tengo experiencia. Tengo la capacidad de desconectar muy rápido”, confiesa. Hay riesgo. El desgaste es mayor, obviamente, y también sus opciones de ganar crecen: “Si una no me sale bien, tengo muchas más oportunidades”, defiende.

Su estado de forma es positivo. No ha bajado los brazos después de Río, pese a disfrutar de casi dos meses de vacaciones. “Desconecté, me fue bien”, explica. La catalana ha mantenido durante este tiempo la misma dinámica de trabajo, con idéntica exigencia y cargas de entrenamiento. Todo está listo para engordar su palmarés y le falta ganar una prueba del Mundial en piscina larga.

(…)

Mireia Belmonte se cruzará en Budapest con dos auténticas depredadoras. Katina Hosszu, que juega en casa, y Katie Ledecky son grandes exponentes de la natación mundial y principales rivales de la española. Ellas llega a la gran cita del año con paso firme. “No tengo ningún miedo a competir contra ellas. Es cierto que son grandes estrellas, son súpernadadoras, pero todo el mundo puede fallar algún día”, asevera la campeona española.

De hecho, no descarta que en estos Mundiales varios pronósticos puedan romperse. “Al ser un evento postolímpico sale mucha gente joven”, advierte. Su prioridad, para evitar sorpresas, es obtener una buena posición en las semifinales. “Después, si llego a la final, tengo que saber cómo es cada rival, su punto débil y fuerte, para saber dónde apretar y dónde controlar”, analiza.

 

De la noticia publicada en Marca (19.07.17), firmada por Didac Piferrer.  

Se puede leer completa en: http://www.marca.com/natacion/mundial-de-natacion/2017/07/19/596fa98f46163fa6558b4583.html

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *