Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

María Vicente, la princesa del atletismo español: “Tienes que ser como Ruth Beitia”

Con 16 años, hizo historia al colgarse la medalla de oro en heptatlón en el Mundial Juvenil celebrado en Nairobi. Su entrenador no tiene dudas: “Siempre le digo que tiene que ser como Ruth Beitia”.

Los que siguen su carrera no mostraron excesiva sorpresa. Algo sí, pero en el fondo sabían que un momento de tanto brillo podía llegar en cualquier momento. El hito está considerado como el mayor firmado por una joven promesa en la historia del atletismo español. Cuando María Vicente (28-3-2001, Barcelona) se proclamaba campeona del mundo juvenil de heptatlón en Nairobi, la pregunta surgió de inmediato: ¿nos encontramos ante la futura reina del atletismo en nuestro país? ¿Llegará a coger el relevo que con tanta fuerza lleva agarrando Ruth Beitia desde hace años? El tiempo dictará sentencia, pero la gesta invita a pensar que la joven catalana tiene el potencial suficiente como para soñar con ello. Es la nueva princesa del atletismo español, aspirante a ser reina algún día. Como la legendaria cántabra

Integrada en el ISS L’Hospitalet Atletisme, la catalana reconoce en charla con El Confidencial que pasados varios días desde que ganó el campeonato, “es ahora cuando empiezo a asimilar lo que conseguí”. “Hasta que no llegué a casa, no empecé a ser consciente de lo que había logrado. Sí, no es fácil de asumir”, dice la joven estrella de padre cubano y madre conquense. Es cierto que en su corto, pero intenso caminar por el mundo del atletismo, diferentes medallas y trofeos han ido adornando poco a poco su incipiente hoja de servicios. Pero lo que consiguió en tierras africanas lo supera todo. “Pues sí, supone una responsabilidad muy grande pensando en el futuro, pero también un orgullo”, dice. “A ver si sigo sumando metales”, dice esbozando una amplia sonrisa.

Temple y aplomo

Siempre a su lado, Álvaro Javier Fernández, el entrenador que guía sus pasos y que ve lista a su alumna para alcanzar cualquier objetivo que se proponga. “Fuimos con expectativas a Nairobi y confiaba en que se subiera al podio, esa es la realidad. Hay algo fundamental en María, y es que compite como entrena”, ensalza. “Teniendo en cuenta su juventud, tiene mucho temple, mucho aplomo”, subraya. Lleva ya cuatro años al lado de la atleta de 16 años y destaca de ella “su gran entrega diaria. Escucha todos los consejos y tiene un gran gen competitivo. Ha nacido para hacer esto…”. (…)

“Cuando era una niña, mi madre me decía que el atletismo era bueno para la salud”, evoca María. Era una niña y participaba, con éxito, en pruebas de cross, hasta que un día, con 11 años, “decidí probar de verdad y me gustó. Me apuntaron al mismo tiempo que a un primo mío y al final la que se quedó en este mundo fui yo”. ¿Por qué heptatlón? Una prueba de tremenda exigencia y dureza; carreras de 200 y 800 metros, 100 metros vallas, salto de altura y de longitud, y lanzamiento de jabalina y peso. “Me gustaban todas las pruebas y no sabía qué escoger. Al final opté por probarlas todas, a ver qué salía, y hasta ahora”, comenta. “Por el momento voy a continuar por este camino, no me decanto por una especialidad en particular”, remata.

De la noticia publicada en El Confidencial (23.07.17), firmada por Alonso Castilla.

Se puede leer completa en: https://www.elconfidencial.com/deportes/atletismo/2017-07-23/maria-vicente-campeona-mundo-juvenil-heptatlon-atletismo_1417747/

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *