Para los madrileños apasionados de la bicicleta, este domingo será un día especial, placentero y muy apasionante desde el punto de vista lúdico y sociológico. Porque se celebra un año más, y ya serán 36, La Fiesta de la Bici, en la que se calcula que pueden participar unas cien mil bicicletas (que se dice pronto). Por el contrario, para quienes no sean amantes de esta actividad (no me atrevo a llamarlo ‘deporte’ en este contexto), lo mejor será que se marchen de la ciudad, que no salgan de casa o que –si lo hacen– no saquen sus coches, pues el evento amenaza con colapsar todo el centro de la capital desde temprano por la mañana hasta primeras horas de la tarde.

Pero creo que procede soslayar en este caso las inconveniencias y ser tolerantes con esta jornada de participación popular, tan familiar como festiva. Es una prueba comparable, salvando las distancias, a las carreras urbanas de atletismo que tan populares se han vuelto en estos últimos años.

Hablamos de una tradición que muchas familias marcan en su calendario, porque la comparten todos sus miembros: padres, abuelos, hijos y nietos. En este caso, no se trata de una maratón que únicamente pueden correr quienes están bien preparados físicamente. Aquí hablamos de cubrir un recorrido de unos 20 kilómetros (o sea la mitad del curso maratoniano) y hacerlo, además, en bici. Por lo tanto, está prácticamente al alcance de cualquiera que monte habitualmente sobre una de estas máquinas de dos ruedas. Y, además, no cuesta dinero pues la inscripción es gratuita.

En esta ocasión la carrera partirá a las 9 de la mañana desde la calle Menéndez Pelayo, junto al parque de El Retiro, y concluirá en el mismo lugar, a una hora imposible de calcular porque no se piden marcas mínimas. Mientras, los ciclistas tendrán que recorrer o atravesar algunas de las calles más emblemáticas de la ciudad: Gran Vía, Princesa, Alcalá, Príncipe de Vergara, las rondas o el Paseo de la Castellana. Con ciertas cuestas bien empinadas que a muchos les costará subir.

En un reportaje publicado recientemente por el diario El Mundo, titulado “La marcha de las 200.000 ruedas”, se entrevista al ciclista Pablo Lastras, del equipo Movistar, que es uno de los padrinos de esta fiesta de las dos ruedas. Lastras destaca que el próximo domingo «Es un día festivo, de ocio, de disfrutar de tu ciudad o de ir por calles emblemáticas que sólo se cortan en la cabalgata de reyes, en la Vuelta a España o cuando se casó el Príncipe… La gente se tiene que sentir protagonista».

Movistar, justo es decirlo, es el patrocinador oficial de este acontecimiento festivo. Y desde sus medios oficiales no duda en animar a los ciudadanos a que saquen sus bicis a la calle, las desempolven y disfruten de la fiesta. Para incentivar la participación, habrá numerosos premios. El caso es acudir, llenar las calles de optimismo, de entusiasmo y de colorido. Y para ello se dan todas las facilidades, pues ni siquiera es obligatorio inscribirse para participar. Sólo tendrás que hacerlo si quieres llevar ese dorsal que te faculte para competir de manera oficial.

Podríamos pensar que la iniciativa cuenta con un apoyo masivo de la ciudadanía, pero no es del todo así. Por ejemplo, el portal Ecomovilidad.net  considera que se trata de una fiesta popular, sí, pero alejada de quienes a diario sí recorren en bici las calles de Madrid para ir a trabajar… y también habla de una fiesta un poco artificial: “Artificial porque no deja de ser extraño que la bici, en su día de fiesta, tenga que ir escoltada y se tengan que cerrar las calles para que no “moleste” al resto del tráfico. Existen otras demostraciones ciclistas que reivindican su espacio en la ciudad en condiciones de igualdad y de respeto mutuo con el resto de los modos de transporte. Y miles de personas que hacen uso de la bici cada día integrándose en un medio hostil, beneficiando con su opción de movilidad a todos los demás. Estos son los que merecen la fiesta”.

¿Estás inscrito ya? Si es así, no olvides recoger tu dorsal (lo puedes hacer en El Corte Inglés de Castellana) ¿Todavía no has hecho nada? Pues aún estás a tiempo de participar. En todo caso, si decides hacerlo deberías portarte como un buen ciudadano y hacer caso a los consejos que nos da la web oficial. Así los cuenta el portal espormadrid.es :

  • Casco: El casco es un elemento vital para la protección e integridad sobre la bicicleta. Te recomendamos que lo uses. Los menores de 16 años están obligados a llevarlo.
  • Puesta a punto: Antes de la Fiesta es aconsejable hacer una revisión básica de la bicicleta. Asegúrate de que las ruedas llevan la presión necesaria, engrasa la cadena, revisa la tensión de los frenos y asegúrate de que los cierres de las ruedas están bien apretados.
  • Precaución: En las bajadas y con tantos participantes, son frecuentes los enganchones o caídas. Por favor bajad respetuosamente, sin hacer zig-zag ni coger excesiva velocidad.
  • Peques: La Fiesta de la Bici es una gran experiencia para los más peques, pero también puede ser un mal día si les sometemos a un esfuerzo excesivo, si se pierden o si se caen. Si vas con los niños, tu objetivo principal debe ser su vigilancia e integridad. Dales instrucciones en caso de pérdida y mide bien sus fuerzas.
  • Paradas: Si necesitas pararte a esperar a alguien, señaliza tu maniobra y detente en un lateral de la calzada. Las paradas en medio de la calle provocan accidentes y retenciones.
  • Tráfico: El recorrido de la Fiesta de la Bici está cerrado al tráfico durante su celebración, pero, como es lógico, el resto de la ciudad está abierto al tráfico rodado. Los ciclistas que acudís a la Fiesta, debéis respetar las normas de tráfico y evitar que haya un mal final.
  • Filosofía: La Fiesta de la Bici es una marcha no competitiva de carácter popular. Son muchísimos los madrileños que salen a la calle a disfrutar de este evento único y ese ambiente festivo es el que debe prevalecer. Si vas de carreras puedes provocar accidentes y molestar a otro participantes.
  • Puntos de encuentro: Para todos aquellos que se despisten o se separen de sus acompañantes, la organización ha dispuesto cuatro puntos de encuentro señalizados que están situados en Plaza de España, Alonso Martínez, Plaza de Castilla y Colón.
  • Asistencia técnica Macario Shimano es el proveedor técnico oficial e instalará una carpa de asistencia técnica en el parking del estadio Santiago Bernabéu. Si tienes cualquier problema con tu bicicleta o quieres que le echen un vistazo, no dudes en visitarles.
Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone