Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

Los diez grandes interrogantes del negocio del deporte en 2018

Este 2018 debe ser el año de la reforma más profunda que haya experimentado la Ley del Deporte en España. Todos los actores implicados, incluidos los partidos políticos, asumen la necesaria actualización del marco normativo de este sector, especialmente tras las deficiencias detectadas durante la última crisis económica. Se espera que la nueva norma defina mejor el modelo de financiación y profundice en la buena gobernanza de las federaciones, que, si bien son privadas, tienen delegadas funciones públicas.

Aunque no dependa de la Ley del Deporte, el sector lleva tiempo reclamando otra serie de medidas que ayudarían al desarrollo de las organizaciones, como una fiscalidad más clara en cuanto a bonificaciones por patrocinio y mecenazgo, o la clarificación de las normas fiscales que atañen a la actividad de los clubes y los deportistas con altos salarios. Los últimos dos años han estado cargados de inseguridad para muchos, tanto en la tributación de las rentas de los jugadores de fútbol como en los mecanismos de cobro por parte de los agentes. ¿Será el año en que se resuelva?

Un acuerdo definitivo para el marco laboral dentro de las instalaciones deportivas
En octubre todo parecía indicar que los gestores de instalaciones deportivas comenzarían 2018 con un marco laboral estable y con los mimbres necesarios para establecerse a largo plazo. Sin embargo, a finales de ese mismo mes se rompieron las conversaciones entre la patronal Fneid y los sindicatos, sin que por ahora parezca que se haya reconducido la situación. Se trata de una de las grandes preocupaciones de los empresarios, por lo que la firma del IV convenio colectivo estatal de instalaciones deportivas se hace más necesaria que nunca en un momento de clara expansión de las cadenas de gimnasios.

El gran escollo es el artículo de compensación y absorción del incremento salarial, reclamado por los empresarios para evitar un fuerte incremento de los costes laborales y exigido por los representantes de los trabajadores para que una parte de las plantillas no viera congelada su nómina por un tiempo. Esta discrepancia ha hecho que, por ahora, no entre en vigor un aumento salarial del 1,5% más el IPC para 2016, con carácter retroactivo; un alza del 1,25% más el IPC en 2017, y un incremento idéntico para 2018. A día de hoy, el salario mínimo de un empleado del sector oscila entre 794,31 euros y 1.098,16 euros mensuales.

(…)

Las competiciones vuelven a salir al mercado para vender sus derechos de TV
El mercado audiovisual se está redefiniendo por completo, con nuevos potenciales actores emergiendo y con un cambiante comportamiento en el modo en cómo los aficionados consumen las retransmisiones deportivas. Nadie se atreve a aventurar si ello irá en favor o en contra del precio de los derechos de televisión, pero LaLiga ya ha dejado claro que su ambición es alcanzar los 2.300 millones de euros por temporada en el nuevo ciclo, un 30% más que en el actual. La ACB, por su parte, confía en alargar su vínculo con Telefónica, que, si bien le ha hecho bajar en audiencias, asegura unos importantes ingresos a todos los equipos.

 

De la noticia publicada en Palco23 (02.01.18), firmada por Marc Menchén.

Se puede leer completa en: https://www.palco23.com/entorno/los-diez-grandes-retos-del-deporte-en-2018.html

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *