Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

La obra social del fútbol

Los equipos de fútbol también tienen su corazoncito. Junto a los fichajes desorbitados, los casos de corrupción y de fraude fiscal de algunos de sus astros y la opacidad de algunos clubes, el fútbol español lleva años haciendo obra social. Ya el origen del grito de júbilo, el alirón (todo hierro, traducido del inglés all iron), da idea de la función social que ha cumplido como instrumento de ocio, pero también de integración de los trabajadores de los grandes núcleos industriales. Hoy, además, lo hace con los niños y los colectivos más desfavorecidos.

La diferencia es que hasta 1993 no se articulaba a través de las fundaciones, dice Olga de la Fuente, gerente de la Fundación de la Liga de Fútbol Profesional, pero con el despegue de la responsabilidad social corporativa (RSC), empezaron a vehicular su actividad mediante estas instituciones, que se nutren de fondos de los equipos, donativos de particulares y donaciones de otras empresas.

Actualmente existen en España 30 fundaciones detrás de los clubes de un total de 42 equipos entre Primera y Segunda División. Una cantidad que, según De la Fuente, nos sitúa entre las más altas de las Ligas europeas: “La Liga española es muy solidaria. Ante cualquier emergencia, la respuesta de los equipos es inmediata. Es algo cultural”.

Las entidades destinan entre 70.000 y 10 millones de euros anuales a iniciativas sociales
El Real Madrid y el Fútbol Club Barcelona fueron pioneros en la creación de fundaciones y hoy son los que más gastan en compromiso social, aunque hay otros más pequeños que aportan su granito de arena, como el Deportivo de La Coruña, el Atlético de Madrid o el Rayo Vallecano. “Somos solo la cola del ratón, pero también trabajamos por la sociedad”, resalta Luis Yáñez, director de la Fundación del Rayo Vallecano, que tiene 10 años de vida y un presupuesto modesto, de unos 70.000 euros.

“Empezó como filantropía”, explica Gelines Romero, responsable del área social del Deportivo de La Coruña, “pero se hacía con menos sentido, ahora la RSC es un deber. Además, antes se buscaba el valor para la empresa, ahora el valor es para la sociedad”, añade. No existen datos completos sobre lo que gastan los clubes españoles en conjunto en la sociedad. “Es variable porque depende de los ingresos anuales, si están en Primera o Segunda División”, aclaran en la Liga Profesional. Lo único que podría cuestionarse es si es suficiente teniendo en cuenta que solo en fichajes se gastan más de 500 millones de euros al año.

Los más activos
Modesto, pero el Deportivo de La Coruña es uno de los equipos más solidarios. Gasta el 4% de su presupuesto, que asciende a unos 30 millones de euros anuales, en devolver a la sociedad lo que obtiene de su actividad. No tiene fundación, pero ni falta que le hace porque tiene el área de RSC muy bien estructurada. Además de ser el cuarto club más transparente de España, tras el Éibar, Real Madrid y Sevilla, según el indicador Infut, y de contar con un código ético y de buenas prácticas para todos sus profesionales, el Dépor dirige su actividad social (en la que gasta casi un millón de euros) a la infancia, educación, salud, seguridad y solidaridad.

De la entrevista publicada en Cinco Días (26.02.16), firmada por Paloma García Moreno.

Se puede leer completa en: http://cincodias.com/cincodias/2016/02/26/empresas/1456507652_288598.html

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *