Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

La nieve sin límites

¿Te gusta la nieve y buscas nuevas experiencias? Sólo hace falta un poco de imaginación, una buena forma física, dominar el entorno y lanzarse sin miedo al heliesquí, al speedride, al freestyle… El chute de adrenalina está garantizado.

FREESKIING Y FREERIDE
También conocido como “esquí de las grandes montañas”, el freeskiing invita a bajar por pistas con más de 45 grados de desnivel. Son descensos casi verticales, como el de la pista de El Muro en la estación de Avoriaz, que separa las dos fronteras de Francia y Suiza.

Eso sí, sólo recomendable para esquiadores expertos, pues es habitual que este tipo de pistas sean de nieve virgen en polvo que requieren una rápida respuesta del esquiador que, en cuestión de segundos, tiene que decidir el siguiente movimiento para rodear un árbol, evitar una roca, un salto controlado o el lado de la montaña más adecuado para un descenso seguro.

(…)

PLANES FUERA DE PISTA
El steep skiing esun descenso libre entre rocas, riscos y terrenos difíciles y escarpados. Se baja por zonas distantes a pistas preparadas y también se encuentra bajo la definición freestyle.

El heliesquí te lleva a descender por parajes naturales a los que se accede con helicóptero para evitar el esfuerzo de tener que subir a pie, como ocurre con el esquí de travesía. Los heliesquiadores huyen de las condiciones de las estaciones de esquí tradicionales. Buscan nieve polvo y descensos largos, y se deleitan con los contornos naturales del terreno, como son los claros de árboles o las pendientes pronunciadas. Aunque los lugares para hacer heliesquí no son terrenos elegidos al azar, en algunos países lo consideran peligroso. En Francia es una actividad ilegal, y está muy limitada en Alpes, Suiza e Italia.

(…)

SPEEDRIDE
Esta combinación de esquí y parapente permite deslizarse sobre la nieve y volar gracias a una vela similar a la de este paracaídas. La bajada es más rápida y se esquía por zonas inaccesibles, despegándose del suelo para sobrevolar cualquier obstáculo. Esta modalidad se practica mucho en los Alpes y la escuela de speedride de Vallnord (Andorra). Nació a finales de los 70 cuando los alpinistas franceses empezaron a saltar con paracaídas y esquís desde montañas escarpadas. La evolución de estos paracaídas es precisamente lo que ahora mismo conocemos como speedride. En 1996 comenzaron las competiciones de slalom en Estados Unidos y en Vallnord existe una escuela oficial de la disciplina desde hace seis años. Francia fue la primera en lanzar una competición de speedride, la Speed Flying Pro Les Arcs, organizada por Antoine Montant en enero de 2007.

ESQUÍ ACROBÁTICO O FREESTYLE
Es una clase de competición nacida alrededor de los años 40, en la que la velocidad no es tan importante como las habilidades del esquiador sobre la nieve haciendo acrobacias, saltos, giros, piruetas… Se distinguen dos grandes especialidades dentro del esquí acrobático: el aerial, en el que se efectúan saltos acrobáticos en el aire, valorados por un jurado, y el mogul, padre de espectaculares descensos por pendientes escarpadas llenas de obstáculos y baches que deben superarse mediante saltos acrobáticos.

De la noticia publicada en El Español.com (27.01.16), firmada por Chiky Trillo.

Se puede leer completa en:
http://www.elespanol.com/deportes/20160125/97240298_0.html

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *