Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

La gimnasia busca los Juegos contra los elementos: las lesiones y falta de dinero

Jesús Carballo, presidente de la federación española de gimnasia, habla sobre las dificultades vividas en los últimos años y las expectativas de cara a a los Juegos de Río.

Fue un gran deportista, campeón del mundo, pero la suerte siempre le esquivó cuando llegaban los Juegos Olímpicos. Jesús Carballo, miembro de la familia con más solera de la gimnasia española, hoy dirige la federación. Aún le queda el recuerdo del cuerpo que se movía con ligereza por la barra fija en la que reinó. Nunca logró trasladar su talento al concurso completo, una asignatura pendiente para los españoles.

No es sencillo saber si las dificultades de la barra tienen comparación con las que se encuentra en los despachos, pero su tiempo en la presidencia ha sido cualquier cosa menos fácil. Llegó en el año 2010, cuando ya era patente que la prosperidad era una ficción y que el dinero que hubo había dejado de ser real. La crisis, que es la regla en los últimos dos ciclos olímpicos.

Tiempos en los que la subvención se desplomaba y los presupuestos obligaban a todas las federaciones a reinventarse. Y las que no lo hicieron hoy tienen problemas graves. ¿Cómo fue ese proceso en gimnasia? “Ha habido medidas muy duras, hemos tenido que hacer un gran esfuerzo en la gestión, pero también es verdad que todo ha ido acompañando, los resultados han acompañado, los deportistas se han implicado, todo el personal de la federación… hemos sido gente, por lo menos en mi deporte, que vivimos la crisis de una manera muy constructiva entre todos y le hemos dado la vuelta a la federación”, responde Carballo, poco después de asistir a un acto de presentación de unas gafas que patrocinarán su federación.

Habla de los resultados, porque las federaciones también viven de las piernas y brazos de sus deportistas. Cualquier medalla, diploma o celebridad abre la puerta a patrocinadores, consigue que se miren mejor las cosas y que los números, temblorosos, encuentren asiento. Hoy en día no está Gervasio Deferr, el más grande de todos, triple medallista olímpico, dos veces de oro. Pero eso no quiere decir que no haya opciones de brillar. Ray Zapata es bronce mundial en suelo y un deportista que, inspirado, aspira a batir a cualquiera. “Es una apuesta muy fuerte a nivel individual”, comenta Carballo. La idea, como en todas las federaciones, es que en los Juegos sea capaz de robarle espacio en los medios a otros deportistas más asentados. Es la tiranía del resultado, de saber que tener el mejor día posible suaviza las durezas de los cuatro años posteriores.

No es la única bala que tiene el equipo español. “El equipo de rítmica también es muy fuerte”, recuerda. Tiene un bronce mundial reciente en el concurso completo, una prueba que les dio la notoriedad suficiente para terminar vestidas de burbujas de cava en el anuncio más célebre del año. A esas cosas se refiere Carballo cuando habla de la bondad de los resultados brillantes para las cuentas.
De la noticia publicada en El Confidencial (16.04.16), firmada por G. Cabeza.

Se puede leer completa en: http://www.elconfidencial.com/deportes/otros-deportes/2016-04-16/carballo-gimnasia-ray-zapata_1179787/

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *