Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

La ciudad de los eventos

Es interesante entender a qué nos referimos con el término “imagen de ciudad” a la hora de plantear una política de eventos deportivos orientados a la proyección de la ciudad. Plantear sus diferentes dimensiones es un paso básico previo al diseño de esta política.

Cuando me toca dar alguna conferencia sobre eventos deportivos y desarrollo local no puedo dejar de sentirme el “pepito grillo” de la mesa. Lo cierto es que en mis intervenciones suelo dar más peso a los aspectos negativos de estos que a los positivos y, sinceramente, tampoco es que sea un ferviente crítico de sus potencialidades. El caso es que el discurso habitual me parece excesivamente positivo, su capacidad para atraer turismo, generar impacto económico, promocionar el lugar… Sí, es posible que tengan todas esas capacidades, pero lo que no suelo escuchar es mencionar los costes y perjuicios de organizar eventos en un determinado territorio o ciudad. ¿Si no valoramos los costes, cómo podemos saber si el resultado es positivo o negativo?

Me ha tocado estudiar muchos estudios de impacto (de todo tipo) de eventos y trabajar en la elaboración de unos cuantos. Tal vez por eso sea bastante escéptico con muchos de estos estudios y especialmente con la interpretación que se hace de ellos.

De todos modos, no quiero profundizar en las críticas sobre la habitual (no)política de eventos que siguen muchas ciudades. Para una revisión de mis reticencias:

También he escrito algún post en clave propositiva:

Viendo el desequilibrio de 3 frente a 1, intentaré que este sea propositivo.

Ya comentaba en el anterior post el proyecto que me tiene entretenido los últimos meses y cómo hemos planteado estrategias y actuaciones para que el deporte sea un ámbito de trabajo para el desarrollo y la calidad de vida en la ciudad. En ese post ya hacía un adelanto al contenido de este y comentaba que

La organización de eventos deportivos ha sido un recurso habitual en las últimas décadas para las ciudades con un pasado industrial que trataban de mostrar su reorientación hacia un nuevo modelo económico basado en los servicios o en las nuevas tecnologías. Sin embargo, más allá del recurso “imaginario” (de crear imagen) ¿cómo el deporte puede ser un atractivo real (de atraer efectivamente) de estas ciudades?

¿Qué es la imagen de ciudad?

En ese párrafo trataba de exponer la idea formulada por Smith (2001) y es que la imagen de la ciudad existe en dos niveles principales: una imagen funcional y otra simbólica, tal y como se refiere Smith en su artículo, una imagen operacional y otra holística de la ciudad.

De la noticia publicada en Economíaenchandal.com (11.01.17), escrito por Juanma Murúa.

Se puede leer completa en: https://economiaenchandal.com/2017/01/11/la-ciudad-de-los-eventos/

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *