Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

La Asociación de Deportistas liquida (a sus empleados) por cese de negocio

Antonio García-Plata, el presidente de la AD que derrocó a Cayetano Martínez de Irujo falsificando firmas, ha perdido el juicio con dos ex trabajadores, a los que tendrá que indemnizar.

La Asociación de Deportistas (AD), aunque lo más correcto sería decir lo poco que queda de ella, ha sufrido un golpe que puede resultar definitivo para que en apenas seis meses haya pasado de tener cuatro empleados, una sede y varios proyectos con sus respectivos patrocinadores, a estar abocada a la desaparición tras haberse quedado sin recursos por su incapacidad para generar ingresos y no hacer frente a sus gastos.

Antonio García-Plata, el actual presidente de la AD, que derrocó del cargo a Cayetano Martínez de Irujo tras no tener ningún reparo en falsificar algunas firmas -tal y como tuvo que confesar ante un juez-, volvió a visitar recientemente los tribunales. Esta vez, el motivo fue la demanda de dos ex empleados que fueron despedidos y a los que ni siquiera se les quería indemnizar, algo que chirría especialmente cuando García-Plata y aún más otros miembros de su Junta directiva, como, por ejemplo, la abogada María José López, presumen de sindicalistas. ¿Eso entienden por defender los derechos de los trabajadores?

Como era de esperar, el juez ha dado la razón a los dos ex empleados, cuyos despidos ha declarado improcentes, y condena a la Asociación de Deportistas a readmitirles o, como alternativa, indemnizarles en el plazo de cinco días desde la notificación de la sentencia con la cantidad que legalmente les corresponde. La razón del juez es que los demandados no han acreditado lo que alegaban para no pagar a sus empleados.
En total, la cantidad que deberá pagar la AD a estos dos trabajadores ronda los 40.000 euros. Antonio García-Plata puede recurrir la sentencia y de hecho tiene cinco días para hacerlo. Lo que ocurre es que, en caso de hacerlo, debería dejar en depósito esa cantidad, con lo que estaría reconociendo que sí tiene dinero para indemnizar a sus dos trabajadores, lo cual ya sería el colmo de los desprópositos.

Sobra decir que en caso de que la AD no cumpla la sentencia judicial, ésta le será ejecutada, se le embargarán los bienes, la sociedad y la tendrá que echar el cierre, algo que, si se echa la vista atrás, parece que ha sido el objetivo desde que la nueva Junta directiva se sublevó para echar a Cayetano Martínez de Irujo, quien, evidentemente, pudo cometer errores, pero daba trabajo a cuatro personas y mantenía estable una asociación que, poco a poco, iba ayudando a algunos deportistas.
De la noticia publicada en El Economista (04.12.15.), firmada por Kike Marín.

Se puede leer completa en: http://www.elconfidencial.com/deportes/otros-deportes/2015-12-04/la-asociacion-de-deportistas-antonio-garcia-plata-cayetano-martinez-de-irujo-luis-rubiales-sentencia-juicio_1094260/

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *