Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

¿Hay burbuja en el fútbol?

Revolución en las cifras. Un reciente estudio elaborado por el Observatorio del Fútbol valora a cuatro futbolistas menores de 21 años en más de 120 millones de euros cada uno. Hasta la temporada 16/17 nunca antes se había pagado tal cantidad de dinero por un jugador, menos aún por jóvenes que aún deben consolidarse como estrellas. En solo dos años las cifras que se manejan en el mercado de fichajes han dado un salto cuantitativo que no siempre es exponencial al talento fichado.

El París Saint-Germain revolucionó el verano pasado el mercado futbolístico. Lo hizo a golpe de talonario, bajo el foco mediático y en medio de un vendaval de críticas. Los 222 millones de euros que pagó al Barça por Neymar pulverizaron todos los récords y convirtieron al brasileño en el jugador más caro de la historia. También incorporó a sus filas al joven Kylian Mbappé. Para cumplir el con el fair playfinanciero de la FIFA, el club dirigido por el catarí Nasser Al-Khelaifi llegó a un acuerdo con el Mónaco para diferir a la temporada 18/19 el pago de los 180 millones acordados. Estas operaciones encarecieron el precio del resto de futbolistas, incrementando aún más la fuerte inflación que desde hace dos años registra el mundo del fútbol. También alimentaron los rumores de una burbuja, pero muchos defienden que se trata de un nuevo equilibrio del mercado.

La lluvia de millones procedente de los derechos televisivos y la irrupción de fortunas empresariales respaldadas por fondos soberanos han cambiado las reglas del juego. Hasta 2016 nunca se había superado la cifra de los 101 millones de euros. En la última ventana invernal el Barcelona ha superado esa cantidad con la reciente incorporación de Coutinho, por el que ha desembolsado 120 millones más 40 en variables. No es el único caso. El pasado verano se rebasó en otras tres ocasiones, ya que a Neymar y Mbappé hay que sumar el fichaje de Ousmane Dembélé, operación que ilustra bien la inflación del mercado.

Las grandes fortunas respaldadas por fondos soberanos han cambiado las reglas del juego
En la temporada 16/17 el Borussia Dortmund pagó 15 millones por él y un año después lo vendió al Barça por 105 millones más 40 variables. En un año, el jugador se revalorizó un 600%. Es evidente que el precio que el Barcelona pagó por él estuvo condicionado por los millones que el PSG dejó en las arcas de los culés. Dembélé es uno de los cuatro futbolistas sub-21 que el Centro Internacional de Estudios del Deporte (CIES) tasa en más de 120 millones, aunque los tipos de tasación del mercado difieren.

Dembélé ilustra la inflación que sufre el sector: en un año su precio se disparó un 600%
Si se toma como referencia al portal especializado en traspasos Transfermarkt, fichar al jugador francés costaría 30 millones. Un 72% menos de lo que CIES dice que vale, y un 68% por debajo del precio que el Barça pagó por él. Con todo, esa cifra es más del doble de lo que el Borussia desembolsó hace poco más de un año por el mismo jugador. Algo parecido sucede con Mbappé, al que Transfermarkt tasa en 90 millones, un 50% menos de lo que recibirá el Mónaco por su traspaso y de lo que el Observatorio del Fútbol dice que costaría ficharle hoy. La burbuja comenzó a crecer a un ritmo vertiginoso en 2016.

 

De la noticia publicada en Expansión (07.01.18), firmada por Sheila Matamoros.

Se puede leer completa en: http://www.expansion.com/directivos/deporte-negocio/2018/01/07/5a4fdb78e2704ec2158b4616.html

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *