Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

Gerard Piqué: “Es imposible opinar sobre política, nos utilizan”

Gerard Piqué: “Es imposible opinar sobre política, nos utilizan”

 – ¿Qué nivel de estudios tiene usted? ¿Dónde se quedó?

– Hice primero de Bachillerato, con dieciséis-diecisiete años, y cuando acabé me fui a Inglaterra, donde ya solo hice cursos de inglés para adaptarme lo más rápido posible.

– ¿Es algo de lo que se arrepiente? ¿Le gustaría haber seguido estudiando, tener una carrera universitaria?

– Cuando miro para atrás creo que no lo he hecho mal, no me arrepiento, no. No digo que tener estudios no sea importante, me refiero a que al final en la vida lo que debes hacer es sacrificarte por lo que quieres. No sé cómo explicarlo… Esforzarse. No sé si recordaría a estas alturas lo que hubiera estudiado de adolescente. Tengo amigos con carrera que no se acuerdan y que me cuentan que tienen, o han tenido, la sensación de que van a aprovechar muy poco lo que han estudiado. Yo he tenido disciplina, sabía lo que quería y fui a por ello. No me preocupa no haber hecho segundo de Bachillerato, o una carrera, no es algo que me eche en cara. Después he estudiado en ESADE, Economía de Empresas. Me interesaba y lo hice. Era práctico.

– Volviendo a Ferguson, que hasta le prohibió llevar botas amarillas porque era supersticioso, por ejemplo. ¿Sigue en contacto con él?

– Sí. Hablamos de vez en cuando, hace poco me llamó. Es un mito. Ha estado treinta años, que ya es decir, en el United y hasta que no le conoces no entiendes cómo ha podido estar tanto tiempo. Era mucho más que el entrenador. Era el padrino, el padre de familia y a partir de ahí se construía todo. No había nada que él no controlara. 

– Por su experiencia, ¿ve imposible un Ferguson en España?

– Sí. Absolutamente.

– ¿Por qué?

– Por la cultura. Es como lo que sucede en los estadios. Cuando los equipos no van bien la gente sigue animando y lo raro es que no se llenen. Ven, perdón, viven, el fútbol de una manera distinta. Para ellos es un espectáculo. El fútbol es un placer, van dos horas a ver un espectáculo, una performance y lo disfrutan. En España en cambio es muy distinto. El aficionado es mucho más sufridor, expresa también su desencanto. Otro ejemplo es Wenger, que lleva años sin ganar un título. Aquí es impensable. Es una cuestión de cultura, para empezar, y después tampoco hay paciencia.

De la entrevista realizada por Gemma Herrero para la revista Jot Down (mayo 2014).

Se puede leer completa en http://www.jotdown.es/2014/02/gerard-pique-es-imposible-opinar-sobre-politica-nos-utilizan/

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *