Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

Élite y escolarización: el ‘dobles’ que convirtió a España en núcleo de las academias de tenis

Climatología, excelencia deportiva, formación académica y la oferta de becas universitarias para Estados Unidos son las claves del éxito de las escuelas de tenis más prestigiosas de España.

En Bradenton, una ciudad del Oeste de Florida, se levanta el complejo IMG Academy, la escuela de tenis más célebre del mundo. Fundada por Nick Bollettieri en 1978, por sus pistas han pasado algunos de los mejores tenistas de la historia, como Andre Agassi, Serena Williams y Maria Sharapova. Al otro lado del Atlántico, la arcilla se abre paso en todas las academias de tenis que, a diferencia de la IMG, no cuentan con el apoyo de ningún grupo inversor ni agencia deportiva a sus espaldas.

En España, las academias más prestigiosas llevan el nombre de extenistas reconocidos que, a base de formar talento, han convertido sus centros en algunos de los más prestigiosos del mundo. La Academia Bruguera, la Equelite de Juan Carlos Ferrero, la Sánchez-Casal y, la última en llegar, la Rafa Nadal Academy, son reconocidas a nivel global y encabezan una larga lista de escuelas que, año tras año, atraen a jóvenes jugadores de cualquier punto del planeta dispuestos respirar tenis con un objetivo común: convertirse en jugador profesional.

El ciclo tenístico y académico suele durar siete temporadas, desde los doce años hasta los diecisiete años, no todos los jugadores completan ese periodo. La inversión en los complejos que llevan el nombre de Juan Carlos Ferrero, Bruguera o Rafa Nadal, cuyo modelo de entrenamiento está diseñado por Toni Nadal, oscila entre 35.000 euros y 56.000 euros al año, con residencia, dietas y formación académica incluida.

Las principales academias del país apuestan por la formación integral de sus jugadores, que viven, estudian y juegan en el centro

“Somos una academia orientada a la profesionalización y nuestro objetivo principal es aportar a los jugadores la formación necesaria para que lleguen a estar entre los cien mejores tenistas del mundo”, explica Roberto Hernández, director de la Bruguera Academy, una de las más longevas del país. El centro ha formado a Sergi Bruguera, Jordi Arrese o Garbiñe Muguruza, que llegó a Barcelona a los seis años para entrenar allí.

Si el alto rendimiento es el principal rasgo característico de este tipo de escuelas, el segundo es la internacionalización. El 97% de los tenistas que optan por el programa anual de Bruguera, que incluye pensión completa y formación académica, son extranjeros, mientras el 95% de los tenistas inscritos en la Rafa Nadal Academy son de fuera de España.

“Este año hemos tenido treinta nacionalidades distintas, especialmente de Reino Unido porque es un mercado cercano y maduro”, indica Víctor Barreira, director general del Rafa Nadal Sports Center, sobre una instalación que, un año después de su puesta en marcha, ya se ha convertido en un importante polo de atracción de talento internacional. Tanto es así que para el próximo año prevén reunir a jugadores y jugadoras en formación procedentes de cuarenta países.

 

De la noticia publicada en Palco23 (13.07.17), firmada por Patricia López.

Se puede leer completa en: http://www.palco23.com/equipamiento/20170713/deporte-de-elite-y-escolarizacion-la-dupla-de-la-excelencia-de-las-academias-de-tenis-espanolas.html

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *