Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

El pádel: un deporte dominado por las marcas

La evolución del pádel ha hecho de este deporte un foco de atracción para las marcas comerciales que han convertido al sector en uno de sus principales targets.

El pádel es, con diferencia, uno de los deportes que más ha crecido en el siglo XXI hasta el punto de considerarse la actividad física con más tirón del momento junto al running, al menos entre el gran público.

Los datos hablan por sí solos. Su imparable evolución ha alcanzado cifras impensables para otros deportes en un tiempo récord. De los 422 federados que existían a principios de la década de los 90 se ha pasado a las casi 60.000 fichas que contabilizó la Federación Española de Pádel (FEP) en 2016.

Otro aspecto importante que invita al optimismo es la participación femenina en esta actividad. Y es que las mujeres han ido poco a poco acaparando cada vez más protagonismo en el pádel. Según la FEP, más de un tercio de practicantes son mujeres (alrededor de 17.200 fichas). El buen estado de salud del pádel se traslada también al número de pistas que crecen exponencialmente, mientras este deporte empieza a ‘despertar’ en muchos países europeos al margen de España como Italia, Portugal, Francia, Reino Unido o Suecia.

Cerca de 150 marcas en el mercado

Este crecimiento paulatino es comparable al que han vivido las marcas de pádel que actualmente podemos encontrar en el mercado. Si en 2008 ‘apenas’ existían 40 firmas, en el 2014 se registraron cerca de 150. Unas cifras chocantes si las comparamos con las de su hermano mayor, el tenis, con apenas una docena de insignias.

La competencia es feroz dentro del sector, lo que ha provocado un beneficio indudable para el jugador. La gran oferta ha ampliado la gama de precios y actualmente podemos encontrar palas por menos de 70 euros y otras que sobrepasan ampliamente los 400 euros. Los ejemplos más representativos son los que ofrece Siux, una de las marcas referentes de la actualidad, en algunos de sus mejores modelos: Siux Diablo (450 euros), Siux Spartan (450 euros) o Siux Platinum Carbon (400 euros).

Pero Siux es solo una de las muchas marcas que compiten por llevarse un trozo del pastel. Frente a la hegemonía de empresas con más tradición en el pádel como Varlion, Vairo, Drop Shot, Bullpadel, Akkeron o Royal Padel en los últimos años han emergido otras con gran empuje como Nox, Star Vie, Vibor-A, Wingpadel o la propia Siux. Todas ellas firmas especializadas dedicadas 100% a la fabricación de material deportivo relacionado con el pádel: desde palas hasta textil, pasando por zapatillas, pelotas, paleteros, overgrips y diversos complementos.

De la noticia publicada en Marketing Deportivo MD (02.03.17).
Se puede leer completa en: http://marketingdeportivomd.com/el-padel-un-deporte-dominado-por-las-marcas/

 

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *