Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

Dos estrellas mexicanas del fútbol encuentran la aceptación a su amor… en Islandia

Bianca Sierra y Stephany Mayor han jugado para la selección femenina de México y posiblemente son las primeras atletas abiertamente homosexuales de este país. Tuvieron que viajar más de 7000 kilómetros para vivir “sin prejuicios”.

Desde la ventana de la cocina de su cabaña, se alcanza a ver el estadio de fútbol en el que Bianca Sierra y Stephany Mayor entrenan diario. Mayor, quien juega en un equipo de primera división islandés, dice que está viviendo sus sueños, sobre todo porque duerme tan cerca del césped.

“Es como estar en La Masía”, dijo, en referencia al centro de formación del FC Barcelona, ubicado cerca del Camp Nou. Pero Mayor y Sierra tenían otro sueño cuando se mudaron a esta ciudad pesquera del norte islandés: querían poder jugar en el mismo equipo sin dejar de ser pareja.

Mayor, delantera, y Sierra, defensa, posiblemente sean las primeras atletas profesionales abiertamente homosexuales de México y, definitivamente, son las primeras personas de la selección –varonil o femenil– que han discutido su orientación sexual. Ambas han representado a México en competencias internacionales y fueron parte de la selección que disputó la Copa del Mundo de Canadá 2015. Sin embargo, tuvieron que dejar su hogar y mudarse a más de 7000 kilómetros para sentirse aceptadas.

Dijeron que en México se enfrentaron con un poderoso director técnico que les ordenó que escondieran su relación, así como con una cultura en la que los fanáticos del deporte han obviado las multas que conlleva lanzar un grito homofóbico. Cuando Sierra y Mayor revelaron su relación, al publicar fotos en redes sociales en las que anunciaban su amor, fueron víctimas de acoso en línea.

Pero aquí en Akureyri dicen sentirse bienvenidas. Son estrellas de un equipo invicto de la principal liga femenil. Los habitantes locales las saludan en las calles y el entrenador de su equipo, el Thor-KA, celebra su talento. “Desde el principio sentimos que aquí valoraban nuestro trabajo, nos valoraban como futbolistas, sin prejuicios”, dijo Sierra.

Mayor y Sierra, ambas de 25 años, ahora cuentan por primera vez su historia, justo cuando la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) enfrenta críticas y varias multas de la FIFA por ignorar el grito homofóbico que lanzan sus aficionados cuando hay saque de meta. FMF ya fue sancionada por más de 100.000 dólares y en junio, durante la Copa Confederaciones, la FIFA advirtió que los partidos de la selección podrían ser suspendidos si seguía el grito. Es un contexto que ayuda a explicar por qué, en varias entrevistas, Sierra y Mayor dijeron que lo mejor para sus vidas personales y profesionales era dejar México.

 

De la noticia publicada en New York Times (06.07.17), firmada por Raúl Vilchis.

Se puede leer completa en: https://www.nytimes.com/es/2017/07/06/mexico-bianca-sierra-stephany-mayor-homofobia/  

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *