Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

De Eurosport a Amazon, pasando por Twitter: la TV ya no está sólo en el sofá

“El fútbol, en un clic”. Es el reclamo publicitario de beIN Sports para promover su plataforma online en España, pero también una frase que ayuda a señalar hacia donde se mueve la industria del deporte, en un contexto donde el smartphone es ya una extensión del cuerpo humano, las nuevas generaciones cada vez utilizan más la segunda pantalla y el usuario ha virado hacia una forma de consumo por la que sólo quiere pagar por lo que consume. Cambios de calado que afectarán a las propiedades deportivas, pero también a unas plataformas de televisión de pago que hoy hacen sostenible este negocio.

Sólo durante el tercer trimestre de 2016 se dieron de alta 84 millones de nuevas suscripciones móviles en todo el mundo, hasta alcanzar los 7.500 millones, según el último Ericsson Mobility Report. Además, se constata que uno de los usos más habituales de los dispositivos es el consumo de contenidos audiovisuales, ya que las previsiones de la multinacional apuntan a que “el tráfico de video móvil crecerá en un 50% anual hasta 2022, cuando supondrá casi el 75% de todo el tráfico de datos”. Sólo en España, el informe Cisco Visual Networking Index (VNI) señala que existirán 40,8 millones de usuarios de dispositivos y conexiones móviles en 2020, lo que representa el 88% de la población, con una media de dos conexiones per capita.

El segundo mayor uso que se le da a estos dispositivos es la interacción redes sociales, como Facebook o Twitter. En este sentido, según Ericsson, “los consumidores usan cada vez más aplicaciones de vídeo en streaming para interactuar con amigos, familiares y seguidores”. Una combinación que estas compañías, entre las que ya empiezan a asomar también Amazon y Netflix,  cada vez quieren explotar más para elevar sus ingresos por publicidad, como prueban las incipientes alianzas que están cerrando con las grandes competiciones de Estados Unidos (EEUU).

Aprovechando la fragmentación estatal de su mercado televisivo y el elevado volumen de partidos que se disputan, los torneos han empezado a buscar acuerdos que no interfieran con los operadores audiovisuales y que les permitan ofrecer una pequeña parte de sus contenidos a través de otras vías. Ahí ha encontrado su espacio Twitter, que emite el partido de los jueves de la NFL y reunió a 243.000 espectadores en su debut.

La NBA también ha apostado por la red social, aunque en su caso limita la retransmisión en directo a un programa semanal con distintos contenidos. En su caso, sí se ha utilizado Facebook para la emisión de algunos partidos de pretemporada a través de su aplicación Live, a la que también ha recurrido La Liga para las giras estivales de algunos de sus equipos y para la retransmisión de partidos de la Liga Femenina Iberdrola. Ahora bien, ¿pueden estos nuevos players convertirse en una amenaza real para canales como ESPN, beIN Sports o Eurosport? ¿o para plataformas como Movistar+, Sky o Mediaset? La industria audiovisual no lo cree así, y por varios motivos.

 

De la noticia publicada en Palco 23 (26.12.16), firmada por Marc Menchén.

Se puede leer completa en:
http://palco23.com/marketing/20161226/de-eurosport-a-amazon-pasando-por-twitter-la-tv-ya-no-esta-solo-en-el-sofa/

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *