Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

¿Cómo serán los coches de Fórmula 1 del futuro?

Varios equipos de Fórmula 1 han diseñado los coches con los que sueñan correr dentro de 30 años.

La Fórmula 1, en su esencia, es la viva imagen de un puñado de mentes alocadas que sueñan cómo será el futuro, lo visualizan, lo atrapan y lo traen al presente. Lo que hoy vemos en la pista está adelantado a nuestro tiempo. Es una ventana al mundo que veremos en 15 o 20 años. De vez en cuando, este puñado de mentes inquietas da saltos cada vez más grandes. Si los coches actuales de la F1 son nuestro futuro, el futuro de la F1 es una frontera del tiempo que nosotros ni siquiera imaginamos. Solo ellos.

La Fórmula 1 se ha atrevido a soñar, e incluso diseñar y construir, los monoplazas que competirán en las pistas dentro de 20 años; 20 años de vida en escala Fórmula 1, 40 años en escala humana. El equipo Renault de Fórmula 1, fue el último que se asomó al futuro. Hace unos días, la marca francesa presentó el diseño de cómo serían sus coches en 2027. Se suma a otros equipos como Ferrari, Red Bull y McLaren que han realizado ejercicios similares.

Entre las características del diseño futurista de Renault destaca una cabina cerrada, lo que ha sido una de los discusiones más recurrentes de la Fórmula 1 y un debate que ha enfrentado el dilema entre la seguridad y la estética. La solución de Renault es una cúpula de cristal que se abre desde un lateral, y que además no afecta a la visibilidad del piloto. La cabina del monoplaza sería fabricada totalmente mediante la impresión 3D, y el casco sería transparente, para permitir a los aficionados verle la cara al piloto.

La filosofía que Renault ha seguido para diseñar este modelo está cimentada en los tres pilares que hoy nutren a la Fórmula 1: seguridad, piloto y entretenimiento. El coche tendría una influencia eléctrica aún mayor que la de hoy, pero conservaría el mismo motor híbrido turbocargado de seis cilindros que hoy se utiliza en la serie. Los sistemas eléctricos desplegarían un mega watt de potencia, y el sistema de recuperación de energía, el KERS, subiría de los 120 kW que hoy despliegan los autos de F1 hasta 500kW. La potencia del motor subiría de los 950 caballos actuales a 1.300. El coche pesaría alrededor de 600 kilos.

El diseño tendría tracción en las cuatro ruedas, gracias a un motor eléctrico que estaría alojado en el tren delantero, algo que ha sido complicado de hacer en la actualidad. Podría ser conducido en modo totalmente eléctrico en ciertas partes de la carrera, ya que el tanque de gasolina se reduciría de los 105 kilos actuales a 60.

Además, tendría aerodinámica ajustable y un modo de manejo autónomo que se aplicaría en vueltas bajo el auto de seguridad y en la entrada a los fosos. La telemetría estaria disponible para todos los aficionados a través de internet, quienes además podrían votar desde las redes sociales para darle un impulso adicional de velocidad a su piloto favorito, algo que ya se aplica en la Fórmula E.

De la noticia publicada en Vice Sports (28.04.17), firmada por César González Gómez.

Se puede leer completa en: https://sports.vice.com/es/article/hay-mentes-que-ya-han-soado-cmo-sern-los-coches-de-frmula-1-del-futuro

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *