Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

Profesionalismo

31 de julio de 2017

¿Puede ser ya Garbiñe el nuevo ídolo del tenis español?

Hace apenas dos sábados, la tenista hispano-venezolana Garbiñe Muguruza –nuestra Garbiñe, a secas– conquistó el torneo de Wimbledon, para muchos el más prestigioso del mundo, incluso por delante del de Roland Garros que se celebra en París. Y se ve así precisamente por la dificultad añadida que representa jugar en hierba, frente a la tierra batida que está mucho más en nuestra tradición tenística. Como podemos imaginar, esa victoria levantó todo un terremoto de felicitaciones, parabienes y elogios hacia nuestra campeona, que ya había conquistado la gloria en Francia, allá por 2016.

No seré yo quien ose quitar a Garbiñe el más mínimo ápice de mérito por su flamante título, puesto que además se lo ganó de forma indiscutible nada menos que a la mayor de las hermanas Williams, Venus, quien reconoció con verdadero fairplay la superioridad de la española. Una final ganada con un tenis de contrastada calidad, como venía demostrando en las eliminatorias previas; un tenis que no deja lugar a la duda: estamos ante una gran tenista, a la que sin embargo aún le queda dar un salto de madurez personal para no ser tan irregular como viene siéndolo hasta ahora. Para quienes seguimos su trayectoria, y me consta que somos muchos, sigue siendo un misterio insondable que Garbiñe sea capaz de protagonizar las mayores gestas (como en Wimbledon) o las derrotas más insulsas, a las primeras de cambio, en cualquier torneo menor.

– Leer más –

24 de julio de 2017

La insoportable levedad del silencio

Vivimos en pretemporada futbolística en la que proliferan los partidos amistosos, esos choques en los que los equipos se juegan poco, pero que colman las ilusiones de los aficionados por la cercanía de una temporada más que tantas alegrías promete. Los aficionados se encuentran como niños con juguete nuevo, esperando que los recién incorporados a sus equipos les den este año grandes alegrías. El viernes pasado se celebró el sorteo de la liga y, quien más quien menos, ya ha echado sus cuentas sobre casi todo…

Por lo tanto, a partir de ahora tendremos ya de qué hablar: de partidos (aunque sean amistosos), de fichajes (aunque por ahora todavía puedan ser rumores sin madurar), de cómo juega cada equipo (muchos tienen nuevo entrenador)… Y, así, los medios ya no tendrán que especular, inventar o contar alguna que otra noticia sin fundamento; ni necesitarán que alguien esté siempre al otro lado del canal, hablando y diciendo lo que seguramente no puede (ni debe decir). Los medios necesitan llenar páginas de contenidos y horas de programación, pero cuando eso no sucede se ponen ‘nerviosos’ (es un decir, claro) y prefieren especular antes que esperar o mirar para otro lado… porque no soportan bien el silencio de sus protagonistas, ni –menos aún- el de sus fuentes.

– Leer más –

6 de mayo de 2017

La Federación Internacional de Atletismo, a punto de cometer una histórica gran injusticia

Parece que la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) anulará este verano todos los récords mundiales y europeos anteriores a 2005. Así lo contaba hace unos días el diario británico The Guardian. Se ha decidido poner la ‘frontera’ en aquel año porque es cuando se implantaron los controles antidopaje que podríamos considerar todavía hoy suficientemente rigurosos y porque desde entonces se conservan muestras de sangre y orina aún disponibles para nuevas revisiones y análisis por médicos y científicos.

Según The Guardian, la IAAF tiene previsto aprobar en su reunión del mes de julio próximo unas nuevas y muy rigurosas reglas –en principio, entrarían en vigor el 1 de enero de 2019– para la convalidación de las marcas mundiales y europeas que registren a partir de ahora los atletas durante las diferentes competiciones; eso me parece perfecto, pues como bien sabe el lector he defendido siempre a ultranza un deporte limpio (cueste lo que cueste). Y en esa misma sesión se aprobaría también la suspensión de las plusmarcas obtenidas antes de 2005, medida que me parecería increíblemente injusta, aunque con ella se trate de recuperar el buen nombre del atletismo, tan ‘manchado’ por el comportamiento delictivo de algunos deportistas. Y por eso entiendo el gran revuelo que se ha montado en el atletismo planetario.

– Leer más –

31 de marzo de 2017

El ‘populista’ Piqué está perdiendo el control

Parece que Gerard Piqué, ese futbolista tan magnífico que está marcando una época como central del Barça y de la Selección Española, ha decidido no perder la más mínima oportunidad de convertirse en un ‘bufón de palacio’, repartiendo a diestro y siniestro críticas desaforadas y gestos contra el Real Madrid, tan gratuitos como obsesivos. Este martes protagonizó el último episodio en el estadio parisino de Saint Dennis, después de que nuestra selección se impusiera a la de Francia por un resultado de 0-2 que casi todos han considerado justo. Pero el jugador dejó sembrada de ‘minas’ la zona mixta con sus declaraciones y eclipsó tan importante victoria.

No sé si el antimadridismo tan visceral que esgrime Piqué emana única y exclusivamente de su interior (y fluye de forma natural) o si también es por representación (encargo). Quizá responda a una calculada estrategia a corto-medio plazo para llegar a la presidencia del Barça –deseo que él mismo ha declarado en ocasiones- y piense que el sentimiento compartido por sus correligionarios le allanará tal vez ese camino. Sea como sea, en todo caso creo que Piqué está dando muy mal ejemplo a quienes pensamos que –y siento que somos muchos- que el deporte debe cimentarse sobre victorias, éxitos y marcas personales basadas en el esfuerzo y en el espíritu de superación… y no en ‘sentimientos anti’ (de ninguna clase), en atajos impresentables (como ganar en los despachos) o en el fomento de la violencia (sea siquiera verbal). Claro que Piqué haga y diga todo lo que hace y dice sin darle la más mínima trascendencia, porque –como dijo el martes con total desfachatez- “todo esto es un show”. Lo veo como otro ejercicio de total irresponsabilidad. – Leer más –

17 de marzo de 2017

Los clubes de fútbol son cada día más transparentes, pero todavía lo son poco

Nuestros clubes de fútbol más profesionales (léase los de primera y segunda división) son cada día más transparentes, pero todavía lo son poco. Al menos eso es lo que se desprende del segundo Índice de Transparencia de los Clubes de Fútbol (INFUT), elaborado de forma independiente por Transparencia Internacional España. El INFUT 2016, presentado este lunes en Madrid, arroja una serie de conclusiones interesantes que me gustaría comentar en este post.

De manera preliminar debo especificar que el informe radiografía y evalúa las prácticas de transparencia de los 41 clubes profesionales afiliados a LaLiga a través de un conjunto de 60 indicadores relativos a cinco grandes áreas de esta materia tan relevante desde la perspectiva reputacional de esos clubes. Hasta el año pasado, cuando se publicó el primer estudio, todo nos conducía a pensar que los clubes de fútbol no se habían sentido concernidos por la necesidad de ser transparentes… como si esa práctica de buen gobierno empresarial no tuviera que ver con ellos. Pero bastó que sus nombres aparecieran vinculados a paupérrimos índices de transparencia para que se pusieran de forma inmediata las pilas. Y eso es lo que parece más directamente relacionado con algunas de las sorpresas recibidas este año. – Leer más –

3 de marzo de 2017

El Gobierno demanda un amplio consenso para sacar adelante la nueva Ley del Deporte

El Gobierno ha comenzado a mover fichas en sus nuevas políticas relativas al deporte. En un post reciente ya comentamos los planes que había anunciado el nuevo Secretario de Estado para el Deporte, José Ramón Lete, y las primeras medidas no se han hecho esperar. En primer lugar, y quizá porque era las más urgentes, […]

17 de febrero de 2017

Patrocinio sectorial para ‘El Estadio de la Cerámica’

El 1 de febrero pasado se celebró el acto de la firma del Grupo empresarial Torrecid como nuevo patrocinador principal del ‘Estadio de la Cerámica’, donde juega el Villarreal Club de Fútbol. Me sorprendió esta noticia, la verdad, porque representa un nuevo modelo de patrocinio deportivo en nuestro país cuyo recorrido no alcanzo a entender con nitidez. Torrecid es ‘un grupo empresarial multinacional globalizado’ [así se autodefinen] dedicado a suministrar productos, servicios, soluciones y tendencias de futuro a los sectores de la Cerámica y el Vidrio. Tiene su Sede Central en Alcora, provincia de Castellón, y está presente en 26 países aunque cuenta con clientes en más de 120.

Torrecid es teóricamente un claro competidor de los otros patrocinadores principales (Pamesa Cerámica, Porcelanosa y Argenta Cerámica) y, sin embargo, en el naming del recién bautizado como ‘Estadio de la Cerámica’ va de la mano con ellos. También, aunque lo sea en menor medida, compite con los patrocinadores oficiales del club, como Tau Cerámica, Bestile, Esmalglass-Itaca o Colorobbia. Cito todas esas marcas porque aparecen, de forma destacada, en las fachadas del coliseo. Entonces, ¿qué hacen todas ellas apostando por un nombre sectorial, de ‘caja vacía’ (o casi) por mucho que la actividad sea motor económico de una zona geográfica? ¿No está chocando esa estrategia, siquiera de forma aparente, con las esencias del patrocinio deportivo clásico? Veamos los porqués de mis dudas. – Leer más –

3 de febrero de 2017

Javier Fernández, pentacampeón de fuego sobre hielo

Nuestro gran campeón del patinaje sobre hielo, Javier Fernández, consiguió hace poco más de una semana, en la ciudad checa de Ostrava, lo que ningún otro patinador había logrado desde 1973: conquistar el trono europeo por quinto año consecutivo. Y hablo de trono, porque no resulta nada exagerado hablar ya de ‘reinado’ de Javier en esta disciplina deportiva, donde cada año se distancia más y más de sus rivales del continente, gracias a su palmarés mundial, su capacidad para la innovación continua, su dedicación y entrega, su impresionante carácter competitivo y su gran espíritu de superación.  

Javier tiene tan solo 25 años, pero aparenta una madurez impropia de semejante juventud. Él se considera ya mayor para estas lides, pues compite con chavales de 17 y 18 años, que vienen empujando de forma imparable. Y quizá por eso se empieza a plantear una retirada que, Dios lo quiera, aún esté lejana. Me parece muy bien que sea capaz de contemplar el futuro con naturalidad -sabiendo que las etapas se van quemando- y que desee vivir por fin una vida estable que por ahora, debido a la alta competición, le está vedada. Pero estoy seguro de que, precisamente por esa madurez suya, sabrá tomar las decisiones más adecuadas en los momentos oportunos. – Leer más –

Entradas anteriores