Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

Marketing

25 de noviembre de 2016

‘LaLiga Global Network’, esa fascinante iniciativa…

Hace diez días asistimos en Madrid al nacimiento de una iniciativa que, a mi modo de ver, marca un hito en el proceso de globalización del fútbol, en este caso orientado a una mayor y más rápida internacionalización de nuestra Liga en aquellos mercados donde aún goza de escasa presencia. Me refiero al nacimiento de un proyecto, bautizado como ‘LaLiga Global Network’, que presentaron el pasado día 7 Javier Tebas, el presidente de La Liga de Fútbol Profesional, y Rami Aboukhair, director general de Banco Santander y responsable de Santander España.

¿Qué es ‘LaLiga Global Network’? Pues muy rápidamente, para quienes no sepan lo que significa este nombre, diré que se trata de un interesante y prometedor proyecto de colaboración entre la patronal de nuestro fútbol, Banco Santander y Universia para establecer una red de delegados (podríamos llamarlos también ‘corresponsales’) que ayude a promover los intereses de La Liga en países de los cinco continentes. En aquel acto, Tebas y Aboukhair explicaron que la entidad financiera –la mayor de nuestro país– se iba a encargar del proceso de selección de los candidatos y de su posterior formación específica, mientras la La Liga se ocupará de su funcionamiento operativo; también transmitieron su impresión de que este proyecto iba a despertar un gran interés entre los posibles candidatos… pero veo que se quedaron cortos, pues -en tan solo esta semana y media transcurrida- más de 7.000 personas se han postulado para ocupar las 60 plazas que hoy por hoy están convocadas. ¿No resulta fascinante? – Leer más –

4 de noviembre de 2016

¿Terminarán transformando las nuevas tecnologías la esencia del fútbol?

Como prometí en mi entrada de la semana pasada, para escribir la de hoy acudo de nuevo a lo visto y oído durante el World Football Summit, que se celebró en Madrid los días 27 y 28 de octubre. Muchas fueron las reflexiones hechas por los ponentes, y muchas también sus interesantes aportaciones; la pena es que la organización del Congreso no parezca dispuesta a transcribir el contenido de las mismas, ni a dejarnos un legado de contenidos útiles e interesantes en su página oficial. ¡Qué se le va a hacer! Por mi experiencia en relación a los congresos que he asistido, puedo decir que la mayoría de ellos parecen interesados únicamente en divulgar la convocatoria del evento, cuando lo están organizando (para captar el mayor número de clientes, claro) y que luego se olvidan de lo que allí va sucediendo día tras día o haya acontecido en su escenario. Ahí dejo mi lamento, reiterando que lo considero como una muy mala gestión de la materia gris (léase ‘ideas circulantes’) que teóricamente es la que justifica dicho evento. En este caso, sobre una industria que aún parece bastante inmadura.

Dicho lo cual, hoy dedicaré este texto a sintetizar algunas reflexiones relativas a cómo están influyendo las nuevas tecnologías en el negocio del fútbol (especialmente, en cuanto a la experiencia de consumo por parte de los fans), cómo están contribuyendo a cambiar los conceptos de esa industria (con cambios drásticos de sus protagonistas) y de qué manera pueden llegar a modificar sus esencias. Y expreso por delante mi deseo de que esas esencias, especialmente las que tienen que ver con el propio juego (que es el que levanta las pasiones y lo mueve todo), se vea afectado lo menos posible. – Leer más –

28 de octubre de 2016

Preocupación por la ética en el World Football Summit

Se está celebrando en Madrid, desde ayer, el World Football Summit, con una buena afluencia de público. Es la primera vez que este evento tiene lugar en nuestro país y me parece que se trata de una iniciativa necesaria si queremos conseguir que la industria futbolística española madure al ritmo adecuado y de acuerdo a la importancia de nuestro fútbol. Y es preceptivo que no pierda el tren frente la Premier League, su competidora.

Ayer pude acudir a la primera jornada y hoy, viernes, cuando este post llega al lector, tengo la suerte de estar presente en la segunda. Me ha gustado mucho el planteamiento del congreso, con variados enfoques sobre los intangibles que más están influyendo hoy en el fútbol: inversión en clubes, derechos de TV, la ética en el fútbol, la creciente importancia del fútbol femenino, el fútbol como vector inclusivo, la pujanza del mercado chino o las posibles alternativas a los fondos de inversión, hoy prohibidos por la FIFA. Y esta mañana, las ponencias y debates que ponen a los fans en el centro de su actividad: la experiencia digital de los aficionados, la fidelización de fans y su ‘monetización’ o los patrocinios en sus diferentes formas. – Leer más –

7 de octubre de 2016

Cómo fidelizar a los fans (para ‘exprimirlos’ más)

¿Qué puede hacer mi empresa para mejorar la facturación, conseguir nuevos clientes y  aumentar la base de negocio con los clientes que hoy tenemos? ¿Por qué las empresas pierden a sus clientes? Esas son sólo algunas de las grandes preguntas que se hacen –a veces hasta la obsesión– los empresarios y para las cuales no encuentran respuestas satisfactorias. Quizá porque no hay soluciones que resulten válidas por igual para todas las empresas ni para los diferentes sectores o campos de actividad. Y la peculiar industria del deporte, con sus estructuras cada día más profesionales, tampoco escapa a la encrucijada.

Cosino Chiesa, profesor del IESE (la escuela de negocios de la Universidad de Navarra), realizó a finales del siglo pasado un estudio con empresas españolas de muy diversos sectores (seguramente no del deportivo), al que me quiero referir de pasada porque algunas de sus conclusiones creo que siguen siendo de enorme interés. Aseguraba el profesor Chiesa que son varias las razones por las que las empresas pierden clientes: porque se mueren (1%), cambian de domicilio (3%), cambian de actividad (5,6%), se los quita la competencia (9%), reciben un mal servicio (14%) y –la más importante– por falta de atención de sus proveedores (68%). A mi juicio, esta última razón representa un problema alarmante cuando parece, a priori, el más fácil de solucionar.

– Leer más –

30 de septiembre de 2016

La NBA apuesta de forma decidida por España

El miércoles pasado tuve el gusto y el privilegio de asistir a otro de los desayunos deportivos que organizan mis buenos amigos de Europa Press, con Gaspar Díez al frente. El gusto, porque organizan estos actos muy bien -en prestigiosos hoteles con grandes salones- y siempre pasamos unos muy interesantes momentos; y privilegio porque el ponente invitado fue en este caso el vicepresidente de la NBA para Europa, África y Oriente Medio, Jesús Bueno (‘Chechu’ para sus amigos). Jesús Bueno estuvo muy participativo e hizo lo que creo que tiene que hacer todo buen ponente que se precie: emitir mensajes claros, contar historias interesantes, dar noticias (en lo posible) y responder a todas las preguntas. Y Chechu cumplió de forma espléndida con todo ello.

Las expectativas eran altas. En principio porque la NBA concita en nuestro país un mayor interés cada día. También, porque la NBA ha dado ya suficientes muestras de su interés y apoyo por nuestra Liga ACB y se esperaban nuevos pasos de acercamiento en esas relaciones bilaterales. Y, finalmente, porque siempre da gusto conocer de primera mano las novedades de una liga deportiva tan profesionalizada y creativa como es la de EEUU. Y quizá por ello en el acto estuvieron presentes los máximos responsables del baloncesto hispano, con el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, a la cabeza.

– Leer más –

15 de julio de 2016

El error monumental del Barça con Messi

Es un hecho bien conocido que la Audiencia Provincial de Barcelona condenó la semana pasada al jugador del Barça, Leo Messi, y a su padre, a 21 meses de prisión por tres delitos fiscales. En junio, fueron juzgados por supuesto fraude de 4,1 millones de euros a Hacienda durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009, como consecuencia de no haber tributado en España los ingresos de 10,1 millones percibidos por los derechos de imagen del delantero argentino durante ese periodo. El Tribunal califica de “extrema gravedad” el fraude cometido ignorando el alegato de los Messi, en el sentido de que ellos eran “profanos” en derecho fiscal y que, por esa razón, habían recurrido a un prestigioso bufete de abogados (el de Juárez Veciana). “Yo me dedicaba a jugar a fútbol. Confiaba en mi papá y en los abogados que habíamos decidido que nos llevaran las cosas. En ningún momento se me pasó por la cabeza que me iban a engañar”, declaró entonces el jugador.

Estos son, básicamente, los hechos y dejemos trabajar a la Justicia, pues al parecer esta sentencia aún no es definitiva y admite apelación o recurso. Veremos qué pasa. Pero lo que yo deseo es reflexionar sobre algo que sucedió tras la sentencia: una campaña de apoyo al jugador orquestada por parte de su club, con el eslogan ‘Todos somos Leo Messi’. Campaña institucional inoportuna y desmesurada –lo digo por delante- y que considero un monumental error que debe esconder los miedos del Barça ante un posible riesgo de ‘fuga’ de su estrella hacia otros destinos futbolísticos menos presionados por el fisco.

“Queremos denunciar el trato desajustado que está recibiendo Leo Messi. Tenemos ese sentimiento y por eso lo hacemos. Hablamos de un chico joven que firmó con 19 años y sin saber qué rubricaba unos contratos que a la larga le generaron problemas. Lo hizo con conocimiento de sus asesores, de los que se fiaba totalmente”, explicó Josep Vives, portavoz oficial del club, en rueda de prensa. “Hubo humillación y eso no lo podemos tolerar”, aseguró el vocero. “El jugador hace tiempo que regularizó su situación con Hacienda. Lleva abonados más de 50 millones”.

– Leer más –

24 de junio de 2016

¿Qué país va a querer organizar a partir de ahora los grandes torneos deportivos?

Si las cosas no cambian radicalmente en las próximas semanas, mucho me temo que la Eurocopa de Naciones que se está celebrando en Francia pasará a la historia como la de los enfrentamientos entre hooligans –como la de la violencia callejera–, más que por el fútbol que estamos viendo en los terrenos de juego. Me parece triste que un acontecimiento organizado para ser una exaltación del deporte se haya convertido, por culpa de esos incidentes, en una imagen negativa que se ha transmitido y amplificado en directo por los telediarios de medio mundo y que quedará por tiempo en la retina y en la memoria de millones y millones de aficionados.

Las fuerzas policiales, militares y de seguridad francesas se han visto superadas con demasiada frecuencia por los acontecimientos, transmitiendo a la opinión pública su poca capacidad de garantizar la seguridad ciudadana. El Gobierno francés, por si esto fuera poco, se ha visto acogotado también por una importante presión social y sindical contra su reforma laboral, recientemente aprobada. Varias huelgas y múltiples paros sectoriales han contribuido seriamente al caos reinante en muchas de las ciudades que son sede, especialmente París y Marsella. Y parece que la amenaza yidahista, esa que tanto obsesionaba en las vísperas de la competición, ha pasado momentáneamente al olvido; sin embargo ahí está. Me pregunto, cuántas veces no se habrá arrepentido el estado francés de estar organizando un evento que sólo parece traerle grandes quebraderos de cabeza.

En los diez primeros días de competición se habían producido ya más de quinientas detenciones, como consecuencia de las reyertas entre las aficiones de los diferentes países, especialmente los de la Europa central y del este, así como los sajones (aunque no son los únicos, todo hay que decirlo). Hay más de un centenar de ellos, los más peligrosos, que aún permanecen en prisión; cerca de 30 –y me parecen muy pocos– han sido expulsados ya de Francia y devueltos a sus respectivos países. Y más de 50 hooligans han sufrido heridas graves como consecuencia de fuertes golpes con bates de beisbol, cadenas o nunchakus, o por agresiones con armas blancas. Varias personas, entre ellas dos policías, han muerto. Tan solo han faltado las pistolas (o armas aún peores), que esperemos no salgan a relucir.

– Leer más –

21 de abril de 2016

Las nuevas tendencias y retos en materia de Patrocinio Deportivo

El pasado mes de enero, el portal Palco 23 publicó una interesante información que apuntaba hacia un progresivo crecimiento de las inversiones en patrocinio deportivo. Algo que me alegró mucho, pues creo que es una de las vías más eficaces para promocionar el deporte, tanto de masas (social) como de competición o de élite. Me da pena que, en pleno año olímpico, muchos de nuestros buenos deportistas estén lampando para llegar a Río de Janeiro en condiciones medianamente aceptables, o que algunos de ellos tengan que acudir a campañas de microfounding, en la esperanza de que unos pocos eurillos más les permitan comprar un material competitivo de mejor calidad.

Aquel trabajo de Palco 23 vino a decirnos que la economía española había iniciado una paulatina recuperación, citando incluso que nuestro país “será uno de los que más crezca en toda Europa en 2016. Ello, sumado a la creciente internacionalización de torneos como La Liga y el repunte de la actividad física parecen constituir los cimientos perfectos para un progresivo crecimiento de la inversión en patrocinio. De hecho, un 44% de las compañías consultadas por Lagardère-Sports Consulting asegura que este año gastará más en activar acuerdos de este tipo, mientras que sólo un 22% se atreverá con la compra de nuevos derechos”.

– Leer más –

Entradas posteriores
Entradas anteriores