Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

Marca Personal

11 de diciembre de 2017

La ‘limpia’ y auténtica nobleza de Lydia Valentín

Admiro a Lydia Valentín. Quienes siguen este blog saben que ya me he manifestado al respecto en otras ocasiones. Me gusta esta leonesa por su forma de entender el deporte de la halterofilia, bien sacrificado por cierto, y por su filosofía de la vida misma. Lydia acaba de conquistar el oro en los mundiales de Anaheim (EE.UU.), en la categoría de 75 kilos, en las modalidades de arrancada, dos tiempos y total olímpica, y creo que, por fin, el deporte ha hecho justicia con ella. En primer lugar, y sobre todo, porque es la mejor.

Se une así, además, a ese club tan selecto de deportistas españoles que han conquistado la triple corona: Juegos Olímpicos, campeonatos Mundiales y campeonatos de Europa. Los elegidos son 22 en total, entre hombres y mujeres, y en todas las modalidades deportivas (aunque la mayoría de ellas están vinculadas con el agua). En ese grupo de campeones podemos encontrar nombres históricos del ‘milagro’ deportivo español como los de José Luis Doreste (el primero en conseguir los tres títulos) o Theresa Zabell, ambos en la vela, que es el deporte que más aporta a la lista. En piragüismo sobresalen los de Saúl Craviotto o Marcus Walz; y en la piscina, recuerdo a David López Zubero o a nuestra admirada Mireia Belmonte. En los tatamis de Judo también quedaron inscritos con letras de oro los nombres de Miriam Blasco, Isabel Fernández o Joel González, por idéntico mérito. Sin olvidarnos, por supuesto de nuestra gran Carolina Marín en badmington. Aunque hay más.

– Leer más –

27 de noviembre de 2017

La madura precocidad de Marc Márquez

Hace apenas dos semanas que Marc Márquez se convirtió en el piloto más joven de la historia del motociclismo en conseguir seis títulos mundiales. Fue en el circuito de Cheste (Valencia) donde, a sus 24 años y 254 días, batió casi todos los récords de precocidad. Con 17 años –en 2010– ya fue el campeón más joven de 125 CC, después de subirse al podio en 10 ocasiones. Cuando tenía solo 20, fue el más precoz en conseguir su primer título en la categoría reina, por delante de Freddie Spencer (que lo logró con 21); y ahora, con este cuarto título en la categoría máxima igualmente supera a Mike Hailwood (que lo consiguió con 25 años y 107 días). El único reto que le queda por alcanzar ya –y no es de precocidad– es el que tiene que ver con el número de títulos mundiales en GP, en poder del italiano Valentino Rossi; sin duda la otra leyenda en activo del motorismo. Pero los aficionados dan por hecho que ese sueño también se convertirá pronto en realidad.

¿Qué tiene de especial Marc que le permite moverse en semejantes registros con una naturalidad impropia de un chaval de 24 años? Siempre he pensado que cuando un deportista, sea hombre o mujer, destaca de manera tan incontestable por encima de sus rivales es que no puede ser alguien ‘vulgar’ (y entrecomillo el término para evitar que se me entienda en un sentido negativo); un campeón tiene que ser alguien diferente, especial, único… extraordinario, en definitiva. Y me fascina el ejercicio de tratar de comprender dónde radican esas virtudes o cualidades diferenciadoras. Existen muchas técnicas y parámetros para objetivar y medir esas cualidades, pero prefiero bucear en las más intangibles, en las que encierran claves ocultas de una personalidad; esas cualidades que solo suelen captar quienes mejor conocen al campeón o, como se dice ahora, ‘las personas de su entorno’. Cualidades que, como piezas del puzzle, luego van encajando hasta ofrecer una foto nítida. Y esa foto, al fin y a la postre, es la base de su marca personal.

– Leer más –

13 de mayo de 2017

Florentino persiste en su estrategia de comprar futuro

En estos días de grandes éxitos y mucha tensión ambiental, me está sorprendiendo el silencio público de Florentino Pérez, a quien intuyo agazapado en su despacho perfilando la nueva temporada –desde mucho antes de que esta concluya– y diseñando la estrategia global del Club para los próximos años, que se antojan cruciales para la historia del Real Madrid desde varios puntos de vista.

En primer lugar, porque está en la recta final de poder alcanzar grandes éxitos deportivos: la Liga (el equipo blanco depende de sí mismo), y la Champions (se ha clasificado para jugar la final contra la Juventus, el 3 de junio en Cardiff (País de Gales). Además, porque estamos en año electoral y en verano el señor Pérez se jugará la Presidencia del Club para otro mandato cuatrienal. Ese periodo será el necesario, justamente, para ver culminado el proyecto de nuevo estadio, que quiere convertir en el mejor de todo el planeta. Y quizá por ello considera que ahora es crucial la concentración (no se puede fallar en nada) y la anticipación inteligente a las tensiones especulativas que cada año nos trae el mercado de fichajes. Cuando llegue ese mercado, todo el ‘pescado’ debería estar ya comprado (y vendido) en el club de Chamartín.

– Leer más –

17 de febrero de 2017

Patrocinio sectorial para ‘El Estadio de la Cerámica’

El 1 de febrero pasado se celebró el acto de la firma del Grupo empresarial Torrecid como nuevo patrocinador principal del ‘Estadio de la Cerámica’, donde juega el Villarreal Club de Fútbol. Me sorprendió esta noticia, la verdad, porque representa un nuevo modelo de patrocinio deportivo en nuestro país cuyo recorrido no alcanzo a entender con nitidez. Torrecid es ‘un grupo empresarial multinacional globalizado’ [así se autodefinen] dedicado a suministrar productos, servicios, soluciones y tendencias de futuro a los sectores de la Cerámica y el Vidrio. Tiene su Sede Central en Alcora, provincia de Castellón, y está presente en 26 países aunque cuenta con clientes en más de 120.

Torrecid es teóricamente un claro competidor de los otros patrocinadores principales (Pamesa Cerámica, Porcelanosa y Argenta Cerámica) y, sin embargo, en el naming del recién bautizado como ‘Estadio de la Cerámica’ va de la mano con ellos. También, aunque lo sea en menor medida, compite con los patrocinadores oficiales del club, como Tau Cerámica, Bestile, Esmalglass-Itaca o Colorobbia. Cito todas esas marcas porque aparecen, de forma destacada, en las fachadas del coliseo. Entonces, ¿qué hacen todas ellas apostando por un nombre sectorial, de ‘caja vacía’ (o casi) por mucho que la actividad sea motor económico de una zona geográfica? ¿No está chocando esa estrategia, siquiera de forma aparente, con las esencias del patrocinio deportivo clásico? Veamos los porqués de mis dudas. – Leer más –

23 de diciembre de 2016

‘Iron Mind’, una impresionante historia de superación

Estoy leyendo estos días el libro ‘Iron Mind’, escrito en primera persona por el mejor nadador paralímpico español de la historia: Enhamed Enhamed. Ya sé que el libro no es de rabiosa actividad, pues va por su segunda edición recién salida de la imprenta, y si me animo a escribir antes de terminarlo es porque creo que puede ser un magnífico regalo navideño para quienes quieran obsequiar a un ser querido con esta fascinante historia de superación personal. Y estoy seguro de que a muchos de quienes andamos descarriados en cuanto a la mutación de ciertos valores sociales y personales, o un poco despistados tras esta crisis apenas en fase inicial de superación, nos vendrá muy bien este testimonio de primera mano para reubicar conceptos por la vía rápida.

Enhamed, hijo de padres marroquíes emigrantes a Canarias, nació en Las Palmas en septiembre de 1987. Se quedó ciego a la edad de 8 años, debido a un desprendimiento de retina. Fue aquella penosa circunstancia -que él ve como un punto de inflexión positivo en su vida (“gané la ceguera”, como a él le gusta repetir)- la que le encaminó hacia el deporte de la natación; hasta ese momento no sabía nadar, pero cuando aprndió, nadar se convertiría en su verdadera prioridad vital allá por el cambio de siglo, cuando el chaval cumplía los 13 años. En su libro, no obstante, la narración no se centra en su palmarés impresionante, nutrido de medallas olímpicas y mundiales, así como de récords aún sin superar; en la obra toma como referencia lo que él consideró el mayor reto de su vida: ser el primer ciego en terminar la prueba deportiva más dura de las que se puedan practicar hoy en el mundo: el Iron Man de Lanzarote. Reto que afrontó con éxito en la primavera de 2014; éxito que le convirtió en el ‘Iron Mind’ que describe en su obra. – Leer más –

11 de noviembre de 2016

Los deportistas que mejor explotan su marca personal

Hace unos días, Forbes publicó su lista de los diez deportistas cuyas marcas personales más ingresos generan. A este concepto –y solo a éste– me referiré en el post de hoy. Muchos me pueden decir que la existencia de varios rankings, aparentemente similares, generan confusión y no podría estar más de acuerdo con ellos. Por eso, para empezar, diré que en este caso Forbes ha puesto el foco en los ingresos que reciben los profesionales del deporte procedentes de publicidad, derechos de imagen o campañas puntuales, al margen de los que perciben como salario de sus clubes.

Tengo para mí que los resultados de este sorprendente ranking de Forbes también pueden producir una cierta desinformación, pues se comparan categorías de ingresos poco comparables. Y voy a tratar de explicarme. En la lista aparecen los 10 deportistas que más ingresan por los conceptos comentados, que fundamentalmente corresponden –y no es casualidad- a los cuatro deportes más profesionalizados: tenis, golf, fútbol (soccer) y baloncesto. Solo el velocista Usain Bolt y el capitán de la selección india de criquet, constituyen la excepción.

– Leer más –

7 de octubre de 2016

Cómo fidelizar a los fans (para ‘exprimirlos’ más)

¿Qué puede hacer mi empresa para mejorar la facturación, conseguir nuevos clientes y  aumentar la base de negocio con los clientes que hoy tenemos? ¿Por qué las empresas pierden a sus clientes? Esas son sólo algunas de las grandes preguntas que se hacen –a veces hasta la obsesión– los empresarios y para las cuales no encuentran respuestas satisfactorias. Quizá porque no hay soluciones que resulten válidas por igual para todas las empresas ni para los diferentes sectores o campos de actividad. Y la peculiar industria del deporte, con sus estructuras cada día más profesionales, tampoco escapa a la encrucijada.

Cosino Chiesa, profesor del IESE (la escuela de negocios de la Universidad de Navarra), realizó a finales del siglo pasado un estudio con empresas españolas de muy diversos sectores (seguramente no del deportivo), al que me quiero referir de pasada porque algunas de sus conclusiones creo que siguen siendo de enorme interés. Aseguraba el profesor Chiesa que son varias las razones por las que las empresas pierden clientes: porque se mueren (1%), cambian de domicilio (3%), cambian de actividad (5,6%), se los quita la competencia (9%), reciben un mal servicio (14%) y –la más importante– por falta de atención de sus proveedores (68%). A mi juicio, esta última razón representa un problema alarmante cuando parece, a priori, el más fácil de solucionar.

– Leer más –

29 de julio de 2016

¿Será Lopetegui el seleccionador de todos?

Entre los aficionados al fútbol existe un dicho que se ha hecho muy popular: “hay un seleccionador nacional en cada aficionado”. Surgió el aforismo para explicar que, cuando un seleccionador ofrece una lista de convocados, hace una alineación o gestiona los cambios durante un partido, parece que todos tenemos el derecho a opinar, criticar y –en la mayoría de los casos– a discrepar de lo que hace en cada momento. Incluso, nos consideramos con derecho a llevar la razón. Hasta Vicente del Bosque, nuestro más laureado seleccionador nacional, que contaba con el reconocimiento y la admiración de casi todos los aficionados patrios, ha padecido largamente de ese síndrome.

Desde el pasado día 21, tenemos nuevo seleccionador nacional. Se llama Julen Lopetegui y su nombramiento ha llegado rodeado de una agria y poco elegante polémica, que en nada  le ayudará en su nuevo desempeño. En primer lugar, porque el presidente de la Federación, Ángel María Villar, le nombró a dedo desoyendo a gran parte de los miembros de su Junta Directiva, que apoyaban a otros candidatos con perfiles profesionales  de mayor ‘peso’; además, porque no juega a favor de Lopetegui un currículo deportivo que podamos calificar de indiscutiblemente positivo. Villar, enfrascado en su dilema de presentarse a la presidencia de la UEFA o a la reelección en la RFEF, ha preferido un candidato continuista con el fin de seguir teniendo todo controlado. Pero me temo que en esta ocasión su jugada ha sido de alto riesgo y que puede pagarla muy cara.

Cuando Del Bosque pactó con Villar su marcha definitiva, se inició en los medios una auténtica campaña de apoyo a determinados candidatos. Surgieron los nombres de José Antonio Camacho, conocedor del puesto como ex seleccionador que ya fue; Paco Jémez, ex del Rayo que esta temporada dirigirá el banquillo del Granada (nunca tuvo muchas opciones); Michel, ex entrenador del Olimpique de Marsella, actualmente en el dique seco; y, sobre todo, el de Joaquín Caparrós, que parecía el mejor colocado por el apoyo mayoritario de los presidentes de las federaciones territoriales y muchos periodistas que se vanaglorian públicamente de su amistad personal con el técnico. – Leer más –

Entradas anteriores