Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

Carolina o por qué ser la mejor en la pista basta para atraer patrocinio a las mujeres

Basta con asomarse a Google para comprobar que cuando se busca a las deportistas españolas más brillantes o exitosas, la mayoría de resultados o los mejor posicionados versan sobre las deportistas más guapas o sexys. Cambiar esta tendencia claramente machista, además de frívola, no resultará nada fácil, aunque cosas más complicadas han logrado deportistas como Carolina Marín, la campeona olímpica de bádminton en los recientes Juegos de Río, más dos veces oro mundial (2014 y 2015) y otros tantos de Europa (2014 y 2016), que se ha convertido en un icono también fuera de la cancha. Y qué mejor momento para vindicar su otra conquista que en el Día Internacional de la Mujer, fecha en la que se conmemora la lucha de la mujer por su igualdad con el hombre en la sociedad y, por extensión, en el deporte.

Iberia, Iberdrola, Plátano de Canarias, UCAM, El Corté Inglés, LaLiga, Comunidad de Madrid… ¿Qué tienen en común estas siete empresas o instituciones, que en breve pueden ser ocho, además de ser españolas? Respuesta: todas ellas patrocinan, de una u otra manera, a Carolina, quien, por cierto, esta semana se encuentra en Birmingham para disputar el prestigioso All England, algo así como el Wimbledon del bádminton, que ya conquistó hace dos años. Claro que a estas prestigiosas firmas españolas hay que sumar dos japonesas como Toyota y Yonex, pues sabido es el tirón que la onubense tiene en Asia, donde el bádminton es tanto o más popular que el fútbol en Europa.

Marín se ha convertido en una referencia para la marca España, aunque hoy por hoy su principal sponsor siga siendo la firma deportiva Yonex, toda vez que la jugadora andaluza aún está pendiente de encontrar un patrocinador interesado en ocupar el frontal de su camiseta, el mismo en el que lució Carbonell durante apenas un año. “El contexto económico global”, según explicó la propia empresa aceitera, le llevaron a romper el contrato antes de tiempo. Sin embargo, el enorme éxito que supuso el oro de Río le están reportando poco a poco a Caro los apoyos necesarios para volar sola.

(…)

Mejor respaldo que reconocimiento

“El reconocimiento cuando ganas una medalla o un campeonato siempre lo hay; pero lo que falta en el deporte femenino es la constancia en el seguimiento durante todo el año”, dijo Lucila Pascua, pívot de la selección española de baloncesto femenino, tras conquistar el bronce en el Eurobasket 2015. Y así es. Es antes y durante, y no sólo después, cuando los y las deportistas necesitan el apoyo económico que puede proporcionarles ese extra que les permita obtener los resultados deseados.

Es innegable que los medios dedicamos la mayor parte del espacio a los deportes masculinos. De este modo, otros deportes emergentes y, por supuesto, el deporte femenino, casi siempre quedan relegados a momentos muy puntuales. Y, claro, a menor atención de los medios, menor interés de los patrocinadores, de ahí el mérito de deportistas como Carolina Marín, Mireia Belmonte, Garbiñe Muguruza o la atleta Ruth Beitia, quien también merece ser destacada.

 

De la noticia publicada en El Confidencial (08.03.17), firmada por Kike Marín.

Se puede leer completa en:
http://www.elconfidencial.com/deportes/otros-deportes/2017-03-08/dia-mujer-8m-carolina-marin-badminton-patrocinios-mireia-belmonte-garbine-muguruza_1342718/

Compartir...Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *