Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

Archivo: 6 de diciembre de 2017

Miguel Robledo: “El retorno de un patrocinio bien gestionado es exponencial”

Fórmula1, baloncesto, motociclismo, tenis, motocross o vela son algunos de los deportes en los que ha trabajado Miguel Robledo a lo largo de su carrera profesional como director de patrocinios en diferentes empresas. El deporte se ha convertido en una herramienta fundamental de la estrategia global de marketing de las compañías. El crecimiento que experimenta esta especialidad ya se ha convertido en un objetivo para las grandes firmas de consultoría y cazatalentos.

Pregunta.- Una panorámica del mundo del patrocinio deportivo en España. ¿Dirías que goza de buena salud? 
Respuesta. El patrocinio deportivo vive actualmente un momento de gran vitalidad. No tanto por la facilidad de encontrar un patrocinador como por su tendencia a profesionalizarse como especialidad. Aunque todavía es muy complicado lograr marcas dispuestas a patrocinar deporte, la oferta de experiencia que hacen las entidades patrocinadas va en el camino adecuado.

P.- ¿Cómo ha evolucionado en estos años, tras la crisis económica?
R.- Las secuelas de la crisis todavía están ahí. Todos los deportes fueron muy castigados por la escasez, cuando no huida, de las marcas y alguno, como el balonmano, desproporcionadamente. La crisis económica empieza a quedarse atrás, pero no podemos decir que sus efectos hayan desaparecido todavía. Fuertes bajadas de precios, patrocinios no realistas ofrecidos a la desesperada o contraprestaciones no prioritarias para la empresa han sido algunas prácticas que todavía hay que superar.

P.-Por qué dirías que el patrocinio es interesante para una empresa? ¿Cuáles son los puntos fuertes de esta herramienta?
R.-El patrocino es una herramienta de marketing tan válida como otra cualquiera dentro de una adecuada estrategia. Habitualmente sus detractores son aquellos profesionales que nunca lo han utilizado por ignorancia o que desconocen las posibilidades inmensas que conlleva asociarse a un deporte. Evidentemente no es el bálsamo de fierabrás que todo lo cura, pero, ni un valor en sí mismo, pero bien gestionado el retorno que produce es exponencial. Si hablamos de puntos fuertes, me quedaría con tres: experiencia de marca, transferencia de valores y legitimación. Sin olvidar, claro, la notoriedad. ¿Cuánto le hubiera costado a la cadena Perfumerías Avenida, tener el reconocimiento del que goza gracias al baloncesto femenino si hubieran invertido sólo en publicidad convencional?

P.-¿Todas las empresas pueden patrocinar? ¿Es una herramienta válida para todas las empresas?
R.- Patrocinar depende exclusivamente de tres factores: cuál es el objetivo que busca la empresa, cuánto está dispuesta a invertir y qué retorno obtiene. A partir de ahí, entra la gestión que se haga para obtener los resultados deseados. Cualquier empresa puede plantearse un patrocinio, si. Pero la clave está en si lo necesitan dentro de su estrategia de negocio o si otras herramientas de marketing son más adecuadas en ese momento. Yo creo que cuanto más grande es una empresa más capacidad tiene de multiplicar los beneficios de un patrocinio.

 

De la entrevista publicada en Capital Madrid (01.12.17), firmada por Alfred Grass.

Se puede leer completa en: https://www.capitalmadrid.com/2017/12/1/48010/miguel-robledo-el-retorno-de-un-patrocinio-bien-gestionado-es-exponencial.html