Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

Archivo: 29 de noviembre de 2017

Tiger sale de su infierno

Como si fuera un torero, Tiger Woods está dispuesto a afrontar su enésima reaparición. En su caso, como en la de los grandes genios de la tauromaquia, no existe una necesitad económica o de acumular más éxitos a su impresionante palmarés, se trata tan solo de un reto personal: tiene que liberar su mente y sentirse deportista de nuevo.

Auténtico dominador del golf mundial en las temporadas del cambio de milenio, no quiere dejarse vencer por su cuerpo ni por su mente. Ese organismo de acero, que con sus entrenamientos de boina verde exprimió al máximo, le empezó a pasar factura al frisar la treintena. Sin embargo ahora, con 41 años, admite estar en un estado de forma que no conocía desde hacía tiempo. «He estado hablando con él y me ha reconocido que está feliz porque es la primera vez en los últimos tres años que no siente dolor», indicó Jayson Day. El australiano, antiguo número uno mundial como su ídolo, ha compartido entrenamientos recientemente con el californiano y se muestra confiado en su retorno.

«Como va a reaparecer en su propio torneo, rodeado de amigos y sin la presión del corte, lo va a tener todo a favor para centrarse en disfrutar», prosiguió el oceánico. No es de extrañar que Woods haya elegido precisamente este torneo para su vuelta a la actividad. Por una parte es el organizador, a través de su Fundación, y lo ha ganado ya en cinco ocasiones. Por otra, se celebra en las Bahamas, con lo que está asegurado el buen tiempo y un moderado número de espectadores. (…)

Su leyenda se resiente
Su prolongada ausencia de los campos de juego no solo ha perjudicado al estadounidense en su físico y en su palmarés; su cuenta corriente también se ha visto influida por la ausencia de ingresos y acaba de perder su sempiterno primer lugar como deportista que más dinero ha acumulado a lo largo de su carrera. Roger Federer es el nuevo número 1 con ganancias que suman 110.235.682 dólares, relegando a Woods al segundo puesto, con sus 110.061.012.

La intención del mejor golfista de los últimos tiempos es volver a la senda ganadora, algo que no consigue desde la campaña 2013, en la que ganó cinco veces. A partir de entonces comenzó un calvario de lesiones que solo le han permitido participar en diecinueve pruebas en las últimas cuatro temporadas. Para colmo de males, la Justicia tampoco le ha dado tregua. Cuando creía tener superados ya sus problemas de hace una década (un accidente de coche destacó sus infidelidades), un nuevo percance al volante la pasada primavera le volvió a dejar en entredicho. En esta ocasión, un uso abusivo de sus medicamentos contra el dolor le ha obligado a pasar por un programa de desintoxicación durante un año. (…)

Para el Tigre, no obstante, la mejor terapia será volver a pisar el césped. Seguro que entonces olvidará todos sus males.

De la información publicada en ABC (23.11.17), firmada por Miguel Ángel Barbero.

Se puede leer completa en: http://www.abc.es/deportes/abci-golf-tiger-sale-infierno-201711230825_noticia.html