Hace unos días, Forbes publicó su lista de los diez deportistas cuyas marcas personales más ingresos generan. A este concepto –y solo a éste– me referiré en el post de hoy. Muchos me pueden decir que la existencia de varios rankings, aparentemente similares, generan confusión y no podría estar más de acuerdo con ellos. Por eso, para empezar, diré que en este caso Forbes ha puesto el foco en los ingresos que reciben los profesionales del deporte procedentes de publicidad, derechos de imagen o campañas puntuales, al margen de los que perciben como salario de sus clubes.

Tengo para mí que los resultados de este sorprendente ranking de Forbes también pueden producir una cierta desinformación, pues se comparan categorías de ingresos poco comparables. Y voy a tratar de explicarme. En la lista aparecen los 10 deportistas que más ingresan por los conceptos comentados, que fundamentalmente corresponden –y no es casualidad- a los cuatro deportes más profesionalizados: tenis, golf, fútbol (soccer) y baloncesto. Solo el velocista Usain Bolt y el capitán de la selección india de criquet, constituyen la excepción.

– Leer más –