Se está celebrando en Madrid, desde ayer, el World Football Summit, con una buena afluencia de público. Es la primera vez que este evento tiene lugar en nuestro país y me parece que se trata de una iniciativa necesaria si queremos conseguir que la industria futbolística española madure al ritmo adecuado y de acuerdo a la importancia de nuestro fútbol. Y es preceptivo que no pierda el tren frente la Premier League, su competidora.

Ayer pude acudir a la primera jornada y hoy, viernes, cuando este post llega al lector, tengo la suerte de estar presente en la segunda. Me ha gustado mucho el planteamiento del congreso, con variados enfoques sobre los intangibles que más están influyendo hoy en el fútbol: inversión en clubes, derechos de TV, la ética en el fútbol, la creciente importancia del fútbol femenino, el fútbol como vector inclusivo, la pujanza del mercado chino o las posibles alternativas a los fondos de inversión, hoy prohibidos por la FIFA. Y esta mañana, las ponencias y debates que ponen a los fans en el centro de su actividad: la experiencia digital de los aficionados, la fidelización de fans y su ‘monetización’ o los patrocinios en sus diferentes formas. – Leer más –