Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

junio 2014

30 de junio de 2014

Un gran mordisco al sentido común

A estas alturas, cualquier aficionado sabe perfectamente el nombre del máximo protagonista del Mundial de Brasil. Se llama Luis Suárez, es uruguayo y pasa por ser uno de los mejores goleadores del planeta. Y sabe también que ese protagonismo estelar tiene que ver no solo con su capacidad futbolística, incontestable, sino por la durísima sanción que le ha impuesto la FIFA tras haber mordido en el hombro al defensa italiano Giorgio Chiellini.

Ha sido, como digo, una sanción de esas que hacen época: 9 partidos con su selección y cuatro meses en cualquier actividad relacionada con el fútbol… lo cual ha convertido al jugador en una especie de ‘delincuente apestado’ y como tal fue expulsado de forma drástica de la concentración brasileña. Creo que ha sido un exceso de la FIFA en toda regla y que el máximo organismo del fútbol mundial debería hacérselo mirar. Porque sus medidas ‘ejemplarizantes’ (como ésta) corren el riesgo de ser discriminatorias, y de generar tsunamis de pasión y controversia que en nada ayudan a resolver los problemas.

– Leer más –

25 de junio de 2014

El príncipe y la neoyorquina universal

Hace apenas una semana, el 18 de junio, la Maratón de Nueva York, la carrera más popular del mundo, fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2014 por representar como ningún otro evento “el espíritu y la universalidad del deporte”; por simbolizar, mejor que cualquiera otra manifestación deportiva, “la colaboración ciudadana y la solidaridad”.

Los Premios Príncipe de Asturias (quién sabe si ya este  mismo año pasarán a denominarse ‘Princesa de Asturias’) siempre me han gustado, porque su jurado no suele juzgar únicamente resultados (necesarios, claro), sino principios y valores que dan mucha mayor relevancia a los ganadores. Y, en mi opinión, con la Maratón de Nueva York han vuelto a dar en la diana.

– Leer más –

¿Puede alguien ocupar el trono de Beckham?

“El jugador inglés brilló en el césped, pero fuera de los estadios no tardó en convertirse en una de las imágenes más rentables del planeta. Es más, aunque se retiró del fútbol profesional hace apenas un año, en 2013, según la revista Forbes se mantuvo como el jugador mejor pagado, con más de 47 millones de dólares, ubicándose como el octavo atleta más rentable.

En los últimos años del siglo XX, Beckham se convirtió no sólo en un buen futbolista, deseado por los principales clubes de los cinco continentes, sino que ascendió al trono de los hombres más atractivos de la tierra. Todo un símbolo de la belleza masculina, en su sentido más metrosexual, que  se trasformó en el producto mejor terminado del fútbol globalizado.

(…)

Los candidatos que con más fuerza esculpen su figura de icono futbolístico son, posiblemente, Cristiano Ronaldo y Neymar. En el prólogo del campeonato, el portugués fue portada de Vogue, junto a Irina Shayk, lo mismo que Neymar con Gisele Bundchen en la edición brasileña de la misma publicación. Tanto uno como otro son referentes de la estética masculina contemporánea, y sus nombres siempre aparecen en la nutrida lista de futbolistas con más estilo”

Del reportaje publicado el 20 de junio de 2014 en ‘MARCA Estilo’ por Ángel F. Utrilla. 

Se puede leer íntegro pinchando en la siguiente imagen.

23 de junio de 2014

France Football conecta su ‘ventilador’

El semanario deportivo francés France Football  volvió la semana pasada a la carga en su cruzada contra la designación del emirato de Qatar como sede del Mundial de 2022, reiterando acusaciones ya formuladas a comienzos de 2013, que implicaban al presidente de la UEFA, el francés Michel Platini; al de la Federación Española, Ángel María Villar, y al entonces presidente del Fútbol Club Barcelona, Sandro Rosell. En esta nueva ‘andanada’ la publicación amplía la nómina de acusaciones y mete también en la lista al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. En el trasfondo del asunto: un intercambio de votos y favores mutuos, en apoyo de la candidatura de España para organizar el mundial de 2018.

La noticia nos llegaba a través de los teletipos de la agencia EFE en París, apenas dos semanas después de que el diario británico The Sunday Times desvelara pruebas de que la designación del emirato qatarí –en diciembre de 2010– se había hecho mediante la compra de votos a ciertos delegados de países asiáticos y africanos. Las acusaciones del semanario francés son un enorme torpedo contra la línea de flotación de la Federación Española y sus dos clubes más internacionales… y, aunque France Football no aporta pruebas concluyentes, ni revela fuentes,  todo hace indicar que el escándalo está servido.

– Leer más –

20 de junio de 2014

La Roja llora, como Boabdil

La historia ha querido que el Rey Juan Carlos I y la Selección Española de Fútbol hayan quedado indisolublemente ligados por una fecha: la del 18 de junio de 2014, porque fue el día en el que abdicaron de sus respectivas coronas. Ambas abdicaciones guardan algunas otras coincidencias, como por ejemplo un mal estado físico de los protagonistas o  la necesidad de ir dando paso a las nuevas generaciones.

Sin embargo, ambos hechos se diferencian en aspectos esenciales. La abdicación del Rey Juan Carlos I en su hijo Felipe VI respondía a una estrategia bien diseñada y muy oportunamente aplicada; mientras, la de Maracaná se produjo en clave de ‘tragedia griega’, tras la cual sus protagonistas –lo mismo que Boabdil cuando entregó Granada a los Reyes Católicos- lloraron como principiantes lo que no supieron defender como campeones.

– Leer más –

El paréntesis del fútbol

El paréntesis del fútbol

Cada cuatro años el mundo abre un tiempo a la fantasía. Es la Copa del Mundo. El fútbol no ha sido siempre un ritual inocuo. Puede precipitar una guerra en toda forma, como la de Honduras y El Salvador en 1969. Puede provocar brotes repugnantes de chovinismo y racismo (como ocurre, con frecuencia preocupante, en los estadios europeos). Puede servir como cortina de humo, como ocurrió en Argentina, en 1978, cuando los generales, aprovechando la euforia del triunfo, acrecentaron su política genocida. Puede alentar espejismos ridículos sobre el destino de una nación encomendado a 11 muchachos persiguiendo un balón (“Por qué no le dan una pelota a cada uno, y se acaban los problemas”, dijo más o menos Borges). Pero en este mundo violento y discorde, el paréntesis es bienvenido.

(…)

El fútbol es solo un juego. En sí mismo no llega a nada, no resuelve nada. Pero por algo lo practicaron y amaron Albert Camus, Vladímir Nabokov y Dimitri Shostakóvich: nos recuerda la dimensión lúdica de la vida, nos permite, en un breve paréntesis, volver a la Edad de Oro. El buen espíritu deportivo dicta “que gane el mejor”. Ojalá que el mejor sea un equipo de nuestro orbe cultural.

Del artículo publicado el 12 de junio de 2014 en ‘El País’ por Enrique Krauze, escritor  mexicano y director de la revista Letras Libres. Se puede leer íntegro en http://www.almendron.com/tribuna/el-parentesis-del-futbol/

16 de junio de 2014

¿Hay deporte además del Mundial?

Seguramente algún lector estará esperando que dé mi opinión sobre la debacle del partido jugado por España contra Holanda y la manita que nos endosaron los tulipanes… pero si recordamos lo que dije en mi primer post, no es mi intención ejercer de cronista deportivo, pues para esos menesteres hay muchos mejores plumillas y expertos. Yo que tampoco puedo dejar de hablar del evento, me limitaré a lo mío: los intangibles.

Y desde esa perspectiva, tan solo recordaré cómo Del Bosque ya advirtió que no veía a sus jugadores con la mirada de ambición de antaño; que esos jugadores llegaron muy cascados físicamente, pues muchos de ellos estuvieron disputando la final de la Champions; que, en consecuencia, no han tenido el tiempo de preparación comparable al de sus rivales; que nuestra selección se fía mucho al principio de las competiciones y que luego va mejorando (aunque en esta ocasión, si no ganan a Chile no tendrán la oportunidad de mejorar) y que La Roja sigue ignorando la máxima de Don Alfredo Di Stéfano: hay que salir a matar el partido, desde el primer minuto, y hasta ganar por tres a cero un equipo no se puede relajar. Yo tampoco voy a inculpar a nadie, como dice Del Bosque, ni tengo que decirle a unos campeones hechos y derechos, cómo tienen que jugar para no perder su dignidad. Sin embargo, deberían volver a ver el partido contra Holanda… para que no se repita.

– Leer más –

12 de junio de 2014

Brasil se quema en la hoguera de sus vanidades

No es casualidad que este post se publique unas pocas horas antes del pitido inaugural del Mundial de Fútbol de Brasil. Llevo unos días leyendo todo lo que cae en mis manos sobre el evento planetario que hoy se retransmite a casi todos los países del mundo y me asaltan muchas más dudas de lo razonable.

Porque estamos asistiendo estos días a una escalada de hechos, acciones y declaraciones que van mucho más allá del simple juego (el fútbol es eso: un juego), del éxito o fracaso de una organización (en este caso, no está nada claro) y de los muchos intereses, tangibles o intangibles, que juegan un papel protagonista en este escenario del Mundial. Percibo que Brasil, el país del fútbol por excelencia, se ha metido demasiada presión a sí mismo y que sólo contempla una victoria. La derrota, y más si esta fuera prematura o especialmente dolorosa, podría conllevar para ellos muy nefastas consecuencias sociales. Brasil ignora ese proverbio que dice: “Ganar por necesidad es perder por obligación”. Y por eso, me gustaría hoy escribir este post desde la perspectiva del anfitrión…

– Leer más –

Entradas anteriores