Intangibles y deporte

Un blog de Carlos Agrasar

Suscríbite al newsletter semanal

marzo 2014

31 de marzo de 2014

‘Tutoría’ de resiliencia

Llevo tiempo pensando en que me gustaría reflexionar un día sobre la resiliencia, que nos ofrece con frecuencia una generosa y extraordinaria relación con la actividad deportiva y competitiva. Muchos expertos consideran que la resiliencia es una nueva forma de entender la vida. Yo no me atrevo a tanto, pero me parece que esa capacidad está omnipresente en el deporte y que muchos técnicos y expertos la consideran por ello como uno de sus principales valores. Y he decidido dedicarle hoy este post porque la actualidad nos trae una disculpa informativa preciosa a la que un poco más adelante me referiré.

Para quienes no estén familiarizados con el término ‘resiliencia’, ofrezco la definición de la Real Academia de la Lengua cuando incorporó (en 2010) este término a su diccionario: “Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas”. Hay una connotación que, sin embargo, se considera inherente a esa definición: la facultad de salir fortalecido tras un proceso traumático. Es decir, que para ser una persona resiliente, no solo hay que superar la adversidad, sino que sería condición sine qua non, aprender del trauma vivido  y conseguir que lo aprendido ayude a seguir creciendo.

– Leer más –

Show me the money!

El deporte es demasiado juego para hacer negocio y demasiado negocio para ser un juego. Esta frase, extraída del libro Principles and Practice of Sport Management (Masteralexis, Barr y Hums) resume a la perfección la particularidad del negocio del deporte. En efecto, el interés que genera el deporte en los aficionados de todo el mundo lo ha convertido en un negocio de grandes dimensiones. Asimismo, tratándose de juego y entretenimiento, genera una presión emocional extra y las personas que deben tomar las decisiones de dicho negocio.

(…)

Si bien yo siempre he pensado que el marketing convencional y el deportivo tienen más similitudes que diferencias -quizás condicionado por mi aprendizaje autodidacta a través de mi experiencia en el marketing más tradicional-, el sport marketer deberá tener en cuenta una serie de factores que influirán en su trabajo diario. Factores que sin su culpa o mérito generarán frustraciones y alegrías en el camino del sport marketer hacia el éxito y el dinero. Se tratará de tener en cuenta la necesidad de convivir con estos factores mientras se desarrolla el trabajo de la mejor manera posible.

De este modo identificamos hasta 10 factores o circunstancias que individualmente o en su conjunto condicionarán recurrentemente la labor del sport marketer:

  1. Los resultados deportivos y el azar.
  2. La influencia de las emociones en el proceso de toma de decisiones.
  3. La diversidad de objetivos de los propietarios de sport properties.
  4. La presión de la opinión pública.
  5. La dificultad de conseguir mantener confidencialidad sobre los proyectos.
  6. Las decisiones de tipo colectivo o tomadas por terceros.
  7. La menor relevancia del precio como recurso determinante para impulsar las ventas.
  8. La exposición de la demanda grandes fluctuaciones, a menudo de difícil dimensionamiento previo.
  9. La necesidad de luchar constantemente contra la competencia desleal procedente de multitud de frentes.
  10. La ventaja de que el esfuerzo por conseguir captar un seguidor se compensa con la seguridad de mantenerlo de por vida.

 

Del libro ‘Show me the money! Cómo conseguir dinero a través del marketing deportivo’, escrito por Esteve Calzada.  

Ed. Libros de Cabecera, S.L. 2012.

28 de marzo de 2014

Innecesario debate, campaña deleznable

Tras la derrota del Real Madrid en el campo del Sevilla (2-1) el miércoles pasado, que se producía tan sólo tres días después de la victoria del Barcelona en el Bernabéu (3-4), la polémica sobre la titularidad en la portería del equipo blanco ha vuelto a agudizarse y amenaza con adquirir tintes de ‘indignidad’. Y digo esto porque los detractores de Diego López están avivando el fuego de su estrategia de forma deleznable: reivindicar a Iker  Casillas -su preferido- tratando de cargar todo el mochuelo de las dos derrotas sobre los hombros de Diego.

Según las estadísticas publicadas, si contamos los dos partidos, a Diego le llegaron en total nueve disparos a puerta; de ellos, paró dos, otro fue al palo y los seis restantes acabaron dentro de la red. La verdad es que esas cifras resultan preocupantes y yo no voy a negarlo; pero no dejan de ser eso: una fría estadística que nada dice por sí misma. Debemos interpretarla en función de un contexto…

– Leer más –

26 de marzo de 2014

El pasillo de la dignidad

Es bastante difícil que dos o más periódicos coincidan en el titular de una noticia, especialmente cuando no se ciñe a un aspecto objetivo de la actualidad o cuando su enfoque es básicamente valorativo. Sin embargo es lo que ha pasado esta semana con las crónicas del partido de baloncesto que jugaron en la capital vizcaína, el domingo pasado, el Bilbao Basket y el Real Madrid, hasta ahora equipo imbatido en el campeonato de la Liga Endesa. Y ése es el título que también hemos elegido para nuestro post de hoy: “El pasillo de la dignidad”. Nos parece el mejor homenaje a aquellas crónicas, cargadas de emoción y algo de poesía.

Porque en aquel encuentro, más allá del resultado, la noticia estuvo siempre fuera del partido: tanto en los apasionados prolegómenos como desde el mismo momento en que los colegiados y el cronómetro decretaron el final.

– Leer más –

24 de marzo de 2014

Gestionar expectativas

Ayer echó a andar una nueva edición del mundial de motociclismo, que para muchos expertos y aficionados vuelve a tener color bastante español. En moto GP se espera, un año más, el apasionante duelo en la cumbre entre el actual campeón, Marc Márquez, y su predecesor en el podio, Jorge Lorenzo. Por supuesto, sin olvidarnos de los también ex campeones Dani Pedrosa, Valentino Rossi o de tantos otros buenos motoristas.

Márquez llegó el año pasado a la máxima categoría y la ganó. Fue llegar y besar el santo. Su indiscutible valentía, cercana a veces a la temeridad, le puso en el punto de mira de todos. Pero como su estilo es irrenunciable –él dice que es así– no cejó en su empeño. Sin embargo, esta temporada la inicia sin haber hecho una preparación adecuada, pues hace un mes se rompió el peroné y aún no se encuentra del todo bien… de hecho, los médicos le recomiendan que se ayude de muletas para caminar (cosa que no hace del todo).

– Leer más –

Entrevista a Arda Turan

P.- ¿Cómo eran esos partidos callejeros de Estambul? ¿Influyeron en su juego?

R.- Jugaba en una calle bastante estrecha y había que pasar el balón muy rápido para esquivar a la gente. Ahí aprendí a jugar. Por eso mi fútbol es como si estuviera jugando en una calle estrecha con porterías hechas sólo con dos piedras.

(…)

P.-  ¿Ha oído hablar de esa corriente que se define como fieles del ‘ardaturanismo’?

R.- Sí, lo he oído.  Como nunca he destacado como goleador, mi juego se destaca por la organización y el juego bonito. Es decir, si me pones en el ránking que es lo más importante para mi juego, hacer goles sería lo último. No es mi prioridad. Por eso cuando ven un partido de alta calidad dicen que es ‘ardaturanismo’.

(más…)

21 de marzo de 2014

La bendición del (buen) ejemplo

En nuestro último post, titulado ‘La desgracia del (mal) ejemplo’, nos referíamos a varios casos de deportistas, entrenadores, futbolistas y padres que, con sus acciones o declaraciones, han dado un ejemplo negativo o vergonzante, proyectando hacia una imagen ‘negra’ que muy poco ayuda a los jóvenes deportistas. Lo dicho en él responde a una realidad que detesto y que me niego a aceptar simplemente porque exista. Por eso hoy, y para que se me entienda lo mejor posible, traigo a colación otros tantos ejemplos positivos, entresacados igualmente de la actualidad de estos últimos días, con el mero objetivo de que el lector compare y saque sus propias conclusiones. Deseo hacer esta pequeña aportación: un simple granito de arena.

– Leer más –

Entradas anteriores